Regaño a Lozano y "destapes" anticipados, saldos del debate energético en el Senado
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Regaño a Lozano y "destapes" anticipados, saldos del debate energético en el Senado

COMPARTIR

···
Política

Regaño a Lozano y "destapes" anticipados, saldos del debate energético en el Senado

El legislador panista perdió los estribos en tribuna y acusó a los senadores del PRD de haber avalado, junto con el PRI, “una reforma fiscal que tiene postrado al país”.

Rivelino Rueda
22/07/2014
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CIUDAD DE MÉXICO. Al senador Javier Lozano Alarcón le ganó la pasión. En su primera intervención en tribuna en el debate energético, luego de cinco días de maratónicas sesiones, el panista incluso se enfrentó al presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República.

“¡Le pido que respete al presidente de este órgano parlamentario!”, exigió enojado –como pocas veces se le ha visto—el presidente de la Cámara alta, el priista Raúl Cervantes Andrade.

Pero Lozano Alarcón ya estaba encarrerado. Primero exigió a Cervantes Andrade “no ponerse nervioso” y, visiblemente nervioso y ya fuera de si, llamó “mentirosos” a los senadores del bloque parlamentario PRD-PT.

,,

Era el último tramo del debate energético. Se encendieron las pasiones. Lo que encendió la chispa fue un comentario den tribuna del senador perredista Armando Ríos Piter, sobre la “legislación en Twitter” que está realizando el senador panista Javier Lozano Alarcón.

Encolerizado, el congresista del blanquiazul subió a tribuna para acusar a los senadores del PRD de haber avalado, junto con el PRI, “una reforma fiscal que tiene postrado al país”.

Lozano Alarcón, con la frente llena de sudor y con las venas de su rostro inflamadas, también exigió a los perredistas “no ser ordinarios” y “apegarse a lo que mandan las mayorías”.

Luego el panista se salió totalmente del tema y machacó a la bancada del sol azteca de no haber aprobado las pasadas leyes secundarias en materia de telecomunicaciones y radiodifusión por “una línea” que les dio su presidente nacional, Jesús Zambrano Grijalva.

“¡Siga jugando y mensajeando en redes sociales senador! ¡Sólo recuerde que usted no hizo nada por la reforma de telecomunicaciones, lo hizo el PRD”, lanzó el perredista Zoé Robledo Aburto.

Antes, Ríos Piter achacó al panista que cuando era secretario del Trabajo y Previsión Social en el primer tramo del sexenio de Felipe Calderón Hinojosa “no hizo nada por los mineros muertos en la mina de Pasta de Conchos, pero además de los trabajadores muertos en los ‘pocitos’ en el estado de Coahuila”.

“¡Usted carga muchos muertos senador Lozano!” “¡Le agradecemos que por fin esté en el pleno después de cinco días!”, soltó el político guerrerense desde la tribuna frente a un senador panista mandando tuits desde su iPad.

Pero Javier Lozano no se bajó del ring. Primero se lanzó contra Zoé Robledo, a quien exigió “hacer una apuesta para pedir licencia a su escaño” para aclarar quién mentía en el tema de telecomunicaciones, y luego mascullar a Ríos Piter sobre su intención de aprobar la reforma de telecomunicaciones y luego “echarse para atrás”.

“¡Está usted servido Jaguar!”, soltó el panista a Ríos Piter, quien así es conocido en Guerrero, entidad de la que busca ser gobernador para el próximo los comicios locales del próximo año.

Pero el panista no calculó bien sobre su futuro político, ya que también ha levantado la mano para convertirse en el abanderado del PAN para los comicios para renovar la gubernatura de Puebla: “¡Vean bien poblanos! ¡Este hombre quiere ser su gobernador!”, lanzó irónico el perredista Isidro Pedraza Chávez.

Ni Ernesto Cordero Arroyo ni Francisco Domínguez Servién lograron contener la cólera del poblano. Seguía inmerso en su iPad, manando tuits.

“Eso le pasa por mentirosos y demagogos a los senadores del PRD. Creen que nos vamos a quedar cruzados de brazos frente a tanta desinformación”, escribió el panista en su cuenta de Twitter cuando abandonaba el salón de plenos.

Pero ya nadie lo contuvo. Con la frente empapada en sudor y la mirada desencajada, el panista abandonó el salón de la asamblea. Luego regresó para dirigirse al escaño del senador Zoé Robledo y entregarle el proyecto de dictamen en telecomunicaciones que presentó en abril.

El expriista de nuevo salió del salón del pleno y sólo regresó para votar el dictamen en lo particular, no sin antes restregarle al bloque de izquierda, vía redes sociales, del resultado de la votación:

“Con 86 votos a favor y 26 en contra aprobamos en lo general y en lo particular el cuarto y último Dictamen de la #ReformaEnergética”.