PRD, dividido; Ángel Aguirre Rivero, indeciso
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

PRD, dividido; Ángel Aguirre Rivero, indeciso

COMPARTIR

···
Política

PRD, dividido; Ángel Aguirre Rivero, indeciso

'Los Chuchos' le dan espaldarazo; ya no es interlocutor válido, reitera Encinas. Mañana votan ante el Pleno la solicitud de desaparición de poderes en Guerrero.

Rivelino Rueda
20/10/2014
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CIUDAD DE MÉXICO. Mientras la Comisión de Gobernación en el Senado de la República se prepara para dictaminar este martes la solicitud del PAN y someter al Pleno la declaratoria o no de desaparición de poderes en Guerrero, en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) las posiciones están divididas y el gobernador Ángel Aguirre Rivero sigue indeciso en separarse del cargo.

El fin de semana el Consejo Nacional del PRD, donde la corriente de Los Chuchos es mayoritaria, y ayer domingo el PRD en aquella entidad, dieron su apoyo a Aguirre Rivero para permanecer en el cargo.

En tanto, Alejandro Encinas, a nombre de la coalición de izquierda –que reúne a personalidades como Miguel Barbosa Huerta y Leonel Godoy– pidió a Aguirre la separación inmediata al cargo.

,,

Explicó que es preciso reconducir hacia la normalidad a Guerrero, “primero es la desaparición inmediata del cargo del actual gobernador, que llegue una personalidad con autoridad política y moral para reconducir esta crisis en medio de un proceso electoral, generar las condiciones para que la investigación siga, aparezca los muchachos que es la prioridad, se castigue a los responsables y ya después pensar en un generar un marco de normalidad para las elecciones del próximo año”.

Encinas –integrante de la Comisión Bicamaral de seguimiento al caso Iguala– insistió en que Aguirre ya no es un interlocutor válido.

“El gobernador Aguirre ya no es un interlocutor válido, no con los estudiantes normalistas, sino con muchos sectores de la sociedad guerrerense, hay una situación de ingobernabilidad, ya no es la desaparición de los 43 muchachos normalistas o los 6 homicidios que se presentaron en esa noche de terror en Iguala.

“Es el surgimiento todos los días de fosas con cadáveres y muertos que dan cuenta de un clima de ingobernabilidad en el estado y una vez que prácticamente el estado sea ocupado por la autoridad federal, pues, el gobernador ya no tiene las riendas del estado, también hay que decirlo con toda claridad y no veo porque incurrir en una simulación cuando hay que tomar decisiones fuertes, firmes para enfrentar de cara al pueblo de Guerrero la investigación, rendir cuentas, pero también generar espacios que permitan un mínimo de normalidad democrática en la entidad”, dijo Encinas.

NO SE DECIDE

La atención siguió puesta en la eventual decisión de Aguirre Rivero de solicitar licencia al cargo, ayer se daba por hecho que enviaría la petición al Congreso de Guerrero, pero en una entrevista radiofónica el gobernador negó que pretenda aferrarse al cargo y dijo que lo sigue valorando.

Dijo que por el momento no solicitará licencia, pues se trata de un asunto que hay que ponderar con mucho cuidado, “por el momento no se retirará del cargo”.

LOS ESCENARIOS

La Comisión de Gobernación del Senado de la República deberá definir este martes si aprueba o no someter al pleno la petición del PAN para que declarar la desaparición de poderes en Guerrero.

Si bien se prevé que la petición será rechazada, en comisiones podría avalarse para su discusión en la sesión del Pleno del Senado donde sería rechazada por una mayoría del PRI-PVEM-Panal y un grupo de senadores del PRD.

La Comisión de Gobernación, que tiene en sus manos esta petición, la preside la senadora del PRI, Cristina Díaz Salazar y está conformada por 15 legisladores, cinco del PRI, cuatro del PAN, tres del PRD, uno del PVEM, una del PT y una del Partido Nueva Alianza (Panal). De acuerdo a los escenarios previstos, el dictamen podría ser avalado en Comisión incluso por los perredistas Armando Ríos Piter, Benjamín Robles Montoya y Raúl Morón Orozco.

Pero ante el pleno del Senado la votación sería distinta.

Para darle cauce a la desaparición de poderes en un estado se necesita una mayoría simple en el pleno de la Cámara de Senadores, es decir, 65 votos de los 128 que integran ese órgano legislativo.

Es decir que con los votos del PRI, del PVEM y de Nueva Alianza sumarían 62 votos a favor de que el gobernador de Guerrero se mantenga en su cargo, aunque serían apoyados por los sufragios de los senadores perredistas Alejandra Barrales Magdaleno, Lorena Cuéllar Cisneros y Angélica de la Peña Gómez, Fidel Demédicis Hidalgo, Fernando Mayans Canabal, Iris Vianey Mendoza, Raúl Morón Orozco, Isidro Pedraza Chávez, Sofío Ramírez Hernández y Armando Ríos Piter, estos últimos aspirantes a la candidatura del PRD en Guerrero.

Además, por los senadores del sol azteca Zoé Robledo Aburto, Adolfo Romero Lainas y Rabindranath Salazar Solorio.

De hecho, tanto la presidenta de la Comisión de Gobernación, Cristina Díaz Salazar, como el líder de los senadores del PRI, Emilio Gamboa Patrón, y el también priista presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Enrique Burgos, han comentado que la renuncia de Aguirre “no resuelve la crisis en Guerrero”.

,