Pasivo laboral de Pemex ya es deuda del gobierno: Manlio
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Pasivo laboral de Pemex ya es deuda del gobierno: Manlio

COMPARTIR

···
Política

Pasivo laboral de Pemex ya es deuda del gobierno: Manlio

Lo que los legisladores están buscando, afirma el coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, es ver qué tanta proporción de los pasivos de Pemex se transfieren a una deuda nacional.

Víctor Chávez
25/07/2014
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CIUDAD DE MÉXICO. El coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones, aceptó que se revisa la manera de que el gobierno federal asuma “como deuda nacional” los pasivos laborales de Pemex.

"Dejar con el pasivo laboral a Pemex, sería como amarrarle un brazo atrás y llevarlo a una pelea de box en desventaja", dijo.

"La verdad es que ya es deuda del gobierno, porque Pemex es una empresa del Estado. Lo que estamos buscando es ver qué tanta proporción de los pasivos de Pemex los pasamos a una deuda soberana, una deuda nacional.

,,

"La admitimos para dejar a Pemex, hoy empresa productiva del Estado, en cuanto se apruebe la Reforma Energética, en posibilidades de competir de mejor manera con las empresas privadas que regresarán o vendrán del mundo o de México", explicó.

Beltrones rechazó que con esta deuda el Estado asumirá los gastos y derroches de los líderes sindicales de Pemex:

"De ninguna manera. Lo que estamos haciendo es asumir el compromiso con los trabajadores de Pemex, que los errores en la administración o los abusos que se puedan haber cometido, deberán ser subsanados, porque esta empresa productiva del Estado, que es como se está planeando, en lugar de una empresa paraestatal como la que tenemos hoy, no podrá permitir ese tipo de acciones, ya que estará supervisada por diferentes métodos de transparencia".

Marco Antonio Bernal, presidente de la Comisión de Energía aclaró: "No se le va a rescatar de nada, ellos tendrán que hacer un ajuste a sus relaciones internas, y en función del tamaño del ajuste que hagan será la posibilidad que tendrá el gobierno federal de apoyar ese nuevo ajuste”, y el impacto en el Presupuesto “no será para el año que viene".