Nuevas reglas, ¿pondrán a raya a gobernadores?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nuevas reglas, ¿pondrán a raya a gobernadores?

COMPARTIR

···
Política

Nuevas reglas, ¿pondrán a raya a gobernadores?

Anticipan ajustes a la reglamentación, de cara a los comicios federales de 2018. La reforma electoral se diseñó para homologar la calidad de los procesos estatales con los federales, afirma César Astudillo, experto en derecho electoral de la UNAM.

Eduardo Ortega/ Angelle Hernández
11/08/2014
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CIUDAD DE MÉXICO. Las nuevas reglas electorales son un importante avance en la democracia porque permitirán homologar la calidad de los procesos estatales en todo el país y su diseño está enfocado a evitar que los gobernadores “metan las manos” en los procesos.

Pero no deja de preocupar a académicos y especialistas hasta dónde se mantendrá a raya a los gobiernos estatales en los comicios de julio de 2015.

Los focos amarillos están en los recursos presupuestales destinados a sostener la estructura, incluso los salarios de los consejeros, así como las prerrogativas de los partidos, pues dependen aún de la autoridad del gobierno estatal, lo cual podría constituirse en una seria limitante al desempeño autónomo de los nuevos organismos electorales.

,,

César Astudillo, experto en derecho electoral del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, afirma que el procedimiento de selección de los consejeros electorales en los institutos estatales, puesto en marcha por el Instituto Nacional Electoral (INE), sin duda evita la intromisión de los gobernadores.

Coincide en que una vez que concluyan los comicios del próximo año, saldrán a relucir las fortalezas y las debilidades de la reforma, por lo cual será necesario ir perfilando nuevos ajustes de cara a la gran elección que se avecina en 2018.

Apunta además que “si se calibra bien esta reforma, si se perfila adecuadamente, podemos encontrar ahí que los comicios de 2015 se organicen con una calidad mucho más homogénea tanto las federales como las locales. Esa me parece que puede ser la gran ganancia de esta reforma”.

En tanto, Eduardo Huchim May, exconsejero del Instituto Electoral del Distrito Federal, y Gustavo López Montiel, director del Programa en Ciencia Política del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, campus Ciudad de México, advierten que si realmente se hubiera querido limitar la capacidad de acción de los mandatarios estatales, debieron haberse establecido “candados” en el uso de los recursos federales que ejercen y que no van etiquetados.

Destacan la preocupación de que el presupuesto asignado a las autoridades electorales locales dependan de los gobernadores, lo cual ya puede representar una condicionante que no es deseable.

Astudillo anticipa: “pero también no dudo en lo absoluto que después de la elección de 2015 sí haya necesidad de ajustar distintas cosas, porque vamos a someter la reforma a la dinámica de las elecciones y ahí es donde van a salir sus fortalezas y debilidades; y yo creo que va a ser muy importante que las advirtamos para hacer los ajustes de cara a la gran elección que es la del 2018.”

“Yo creo que es natural que de cara a una gran elección, hablo de gran elección porque en 2018 no sólo tenemos elección presidencial, sino también tenemos elecciones homologadas en los estados, en muchísimos estados de la República; ahí sí va a ser una jornada electoral muy intensa. Y derivado de eso vale la pena que vayamos previendo que pueden haber algunos ajustes posteriores. El Proceso Electoral 2014-2015, que iniciará formalmente el próximo 7 de octubre, es el primer gran reto para el INE bajo el nuevo marco jurídico.

,