Ley general de partidos resolvería crisis de credibilidad
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ley general de partidos resolvería crisis de credibilidad

COMPARTIR

···
Política

Ley general de partidos resolvería crisis de credibilidad

27/05/2013
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Eduardo Ortega
 
La aprobación de una Ley General de Partidos Políticos, como la planteada en el Pacto por México, podría abonar a resolver la crisis de credibilidad que padece el sistema de partidos en nuestro país, proyecta el consejero del Instituto Federal Electoral  (IFE), Lorenzo Córdova Vianello.
 
Por esa razón, en entrevista con EL FINANCIERO, considera que en la negociación de la reforma político-electoral, el PAN, PRI y PRD, así como el gobierno de la República, no deben "fraudear" o "boicotear" los beneficios que podría traer la aprobación de una ley de partidos para inyectarles credibilidad.
 
Es decir, explica, es necesario poner énfasis en no limitar los contenidos de una posible ley de partidos a la mera transferencia de los 86 artículos que hoy están en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), dedicados a regular diversos aspectos de los institutos políticos.
 
Refiere que los partidos políticos en México, además de su inclusión en la Constitución en el artículo 41, tienen un régimen jurídico de regulación bastante amplio en el libro segundo del Cofipe.
 
Sostiene que aunque desde un punto de vista estricto de técnica legislativa resultaría innecesario contar con una ley de partidos políticos, vale la pena aprovechar el buen ánimo que se ha generado en torno a esta posibilidad como una importante oportunidad para impulsar reformas que permitan avanzar significativamente en la renovación del sistema de partidos en México y para subsanar algunas omisiones que persisten en la actualidad.
 
"Se ha generado el ambiente público entre la ciudadanía en general, entre quienes forman opinión pública y hasta con los mismos partidos políticos, en el ámbito de la política que una ley de partidos les puede resolver los problemas de crisis de credibilidad de los propios partidos", considera.
 
Para Córdova Vianello, una nueva ley que refuerce el sistema de partidos debe, al menos, desarrollar los siguientes puntos:

a) Democracia interna
b) respeto de los derechos de la militancia
c) fortalecer la lógica de legalidad al interior de los propios partidos
d) fomentar el fortalecimiento ideológico que debe naturalmente articular la existencia y el funcionamiento de un partido político; e) propiciar una mejor rendición de cuentas y mecanismos eficaces de justicia intrapartidista, y f) fortalecer la transparencia.
Explica que estos temas están presentes en la actual legislación, pero deben ampliarse y reforzarse.
 
Partidos sin ideología
 
El consejero del IFE sostiene, por otra parte, que parte del problema que enfrenta el sistema de partidos en nuestro país, es que tenemos institutos políticos políticos "electoreros", es decir, demasiado concentrados en ganar elecciones.
 
"Y, consecuentemente, esto no permite una clara distinción entre uno y otro (partidos), es decir, porque acaban siendo no más allá de los candidatos que postulan. Entonces, es necesario reivindicar la ideología como el elemento aglutinados de los partidos políticos: la ideología y los programas políticos, los diagnósticos de la realidad, las propuestas, la parte programática, creo que es lo que valdría la pena reforzar", asevera.
 
De acuerdo con Córdova Vianello, lo anterior puede establecerse en las propia Ley General de Partidos Políticos.
 
Como referente histórico, menciona que antes de la reforma constitucional en materia electoral de 2007-2008 que prohibió la compra de espots en los medios masivos de comunicación, la normatividad establecía que en por lo menos la mitad del tiempo de radio y televisión de la propaganda electoral debía dedicarse a difundir la plataforma electoral de los partidos.
 
Debe regularse tanto a los partidos nacionales como locales
 
El consejero del IFE, Lorenzo Córdova Vianello, considera que es positivo que la Ley de Partidos Políticos sea de carácter "general", porque con ello se establecerían los parámetros bajo los cuales tendrían que operar tanto los partidos políticos nacionales como los partidos políticos locales.
 
Como argumento, menciona el caso del Partido Democracia Social, el cual en 2009 perdió el registro porque no alcanzó el dos de la votación nacional; sin embargo, en el Distrito Federal, tuvo una votación del 6%, por lo que aunque desapareció, contó con dos diputados locales: "es absurdo", destaca.
 
"Entonces una ley general bien podría plantear eso que los partidos políticos con registro nacional compiten, como lo dice hoy la Constitución, en el ámbito local, pero en el caso de que pierdan el registro nacional manteniendo un índice de votación se convierte el registro nacional en registro local. Y una ley general sí te lo permitiría, entonces yo creo que es sumamente positiva", subraya.
 
Por otro lado, agrega, en la Ley General de Partidos Políticos debe reforzarse y blindarse las estructuras de justicia intrapartidista, con el objetivo de defender los derechos políticos de los militantes.