Izquierda mexicana requiere dialogar con la sociedad: Ominami
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Izquierda mexicana requiere dialogar con la sociedad: Ominami

COMPARTIR

···
Política

Izquierda mexicana requiere dialogar con la sociedad: Ominami

Durante el encuentro “La Izquierda Democrática”, el político chileno advirtió que la cerrazón al diálogo en algunas vertientes de la izquierda mexicana sólo le permitirá que se quede en posiciones minoritarias y no figure la posibilidad real de ser mayoría.

Yoisi Moguel
29/04/2014
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CIUDAD DE MÉXICO. Desde el exterior se observa una izquierda mexicana que le ha costado reponerse de rupturas históricas ante las expresiones liberalistas y socialistas, por lo que es necesario que para su consolidación se cimente el diálogo con la sociedad y con muchas corrientes, consideró el político chileno, Carlos Ominami.

Durante su participación en el Encuentro Internacional La Izquierda Democrática, organizado por Sintropía y Demócratas de Izquierda, el también presidente de la Fundación Chile 21, advirtió que la cerrazón al diálogo en algunas vertientes del pensamiento de izquierda en México sólo abona a que ésta se quede en posiciones minoritarias y no figure la posibilidad real de ser mayoría.

El integrante del Partido Socialista en Chile señaló que las izquierdas convencionales tienen que asumir que han tenido a veces dificultades en su pensamiento en cuanto a la democracia.

,,

La renovación de pensamiento es la única manera de levantar opciones de izquierda que sean creíbles en nuestros países, por lo que opinó que para consolidarse la izquierda en México requiere de un planteamiento consistentemente democrático y ser una expresión que encarne convicciones, causas justas.

Carlos Ominami aseguró que una izquierda consolidada en México ayudaría mucho al repunte de América Latina en el cuadro internacional.

Por su parte, el historiador mexicano Enrique Krauze agregó que en México la vía de la izquierda debe ser democrática y dialogante, que respete al adversario y no es intolerante, ni fanática.

Señaló que las corrientes de la izquierda tienen un defecto fundamental que son el dogmatismo y la intolerancia.

Por ello, consideró que en México, la vía de la izquierda debe ser la que impulsan Lula, Mujica, Bachellet, ya que esas son la vía para lograr los cambios, pues no hay que olvidar ellos encabezaron el arribo al poder de izquierdas democráticas, dialogantes, que respetan al adversario, que le ganan en buena lid pero que, sobre todo, no son intolerantes ni fanáticas.

Por su parte, el político colombiano Antonio Navarro Wolf subrayó que la política de alianzas es la que ha permitido a las izquierdas llegar al poder, lo cual en ocasiones hace que la izquierda radical u ortodoxa tienda a generar más complicaciones que soluciones.

El también ex militante del grupo armado insurgente M-19 destacó que la experiencia en América del Sur no son las izquierdas sino la izquierda unificada, quien es la que realmente ha logrado acceder al poder.

La izquierda ortodoxa es una complicación, y eso lo hemos vivido en Colombia con la izquierda armada y aun con parte de la izquierda legal porque hoy por hoy la llegada a cambiar una sociedad requiere aceptar la diversidad y hacer la inclusión de la diversidad”, anotó.

Navarro Wolf agregó que uno de los problemas de la ortodoxia es que no permite la diversidad sino que la combate, por lo que termina conformándose en ser puro, duro y pequeño hasta la muerte.

Por ello, afirmó que el diálogo es indispensable entre las izquierdas porque no en todas partes se puede llegar solo, como llegaron en Venezuela, Ecuador o Bolivia, pues ahí hubo circunstancias especiales.

Sin embargo, hay otros ejemplos como el de Chile y Brasil donde con las coaliciones y diversidad se puede llegar a conseguir el poder y a hacer transformaciones de dentro.

Por último, Antonio Navarro subrayó que en el caso de México se debe aceptar ya como una realidad el que se hable de las izquierdas y no de la izquierda.