Infecciones gastrointestinales aumentan en vacaciones
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Infecciones gastrointestinales aumentan en vacaciones

COMPARTIR

···
Política

Infecciones gastrointestinales aumentan en vacaciones

04/07/2013

Notimex
 
La aseguradora GNP recomendó tomar medidas de prevención ante el periodo de vacaciones de verano, debido a que en esta época se elevan las infecciones gastrointestinales, entre otras enfermedades infecciosas.
 
Refiere que en esta época del año es común modificar los hábitos de vida, ya sea de horarios alimenticios, de actividad física y descanso, lo que causa alteraciones en el organismo que tienen un impacto en la salud.
 
Con datos del Centro de Investigaciones y de Estudios Avanzados (Cinvestav), del Instituto Politécnico Nacional, señala que en el periodo vacacional cerca de 50 millones de mexicanos se trasladan de zonas urbanas -en las que hay una mayor calidad en el agua- a zonas que tienen un menor desarrollo.
 
Lo anterior, genera que alrededor de 40% de los paseantes sufra alguna afección gastrointestinal, entre otras enfermedades infecciosas.
 
"Son diversas las enfermedades que se presentan con mayor frecuencia en la temporada vacacional de verano, por ello es importante tomar las medidas de prevención necesarias para evitarlas y atención médica en caso de que se presenten", expuso.
 
De acuerdo con un comunicado, entre los padecimientos más frecuentes en esta temporada vacacional se encuentran enfermedades gastrointestinales causadas por virus, bacterias y/o parásitos de alimentos consumidos en mal estado, y enfermedades respiratorias como faringitis, bronquitis y otitis o inflamación de oídos.
 
Asimismo, se presentan resfríos de verano, los cuales se deben principalmente a la proliferación de gérmenes causantes de infecciones pulmonares a consecuencia del uso de aire acondicionado; también hay más afecciones en la piel, insolación, enfermedad o mal del viajero, también conocida como "diarrea del viajero".
 
Ante ello, se recomienda conservar los hábitos de higiene; ingerir bebidas envasadas (agua embotellada) y evitar agregar hielo; cuidar la higiene y frescura de los alimentos que se consumen; y mantenerse hidratado todo el tiempo.
 
Además, en caso de haberse mojado, cambiar inmediatamente la ropa húmeda; evitar los cambios bruscos de temperatura y las prolongadas exposiciones al sol o aplicar bloqueador y filtro solar con alto factor de protección.
 
"Nunca debemos automedicarnos ni subestimar una enfermedad infecciosa pues son cuadros que pueden empeorar con mucha rapidez, por lo que hay que buscar atención médica inmediata", destaca la aseguradora.