Grandes grietas en la industria de vivienda
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Grandes grietas en la industria de vivienda

COMPARTIR

···
Política

Grandes grietas en la industria de vivienda

31/08/2013

 
Claudia Alcántara
 
La actual administración federal respondió a la necesidad urgente e impostergable de cambiar el modelo de crecimiento masivo de la vivienda, fuera de las ciudades, al priorizar la construcción intraurbana y vertical, aseguraron analistas y empresarios del sector.
 
Sin embargo, advirtieron que la nueva política nacional de vivienda ha causado efectos colaterales adversos, como el recrudecimiento de la crisis financiera de las tres desarrolladoras más grandes del país, un alza en el precio de la reserva intraurbana y el desánimo del comprador final.
 
Roberto Eibenschutz, investigador urbanista de la UAM Xochimilco, resaltó que es necesario cambiar el modelo de construcción de vivienda para crear ciudades más eficientes y compactas.
 
Manifestó que los cambios seguirán afectando los intereses de las grandes empresas que tuvieron una bonanza al construir vivienda al margen de la ciudad sin políticas públicas y con el apoyo de los gobiernos estatales y federales, que se hicieron de la “vista gorda ante el monstruo que se estaba construyendo”.
 
Frenar este proceso requerirá de firmeza por parte del gobierno, recalcó Eibenschutz.
 
El titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez, manifestó que el país se encuentra en un momento crítico para atender las nuevas necesidades de la sociedad mexicana; más allá de cumplir el propósito de contar con una habitación, se trata de resolver la criminalidad y la pobreza.
 
“Hemos descuidado la calidad en aras de satisfacer el aspecto cuantitativo”, dijo el funcionario.
 
El déficit habitacional del país, sin lugar a dudas, fue abatido a lo largo de los últimos años de manera constante y sistémica, pero se hicieron demasiados fraccionamientos lejos de las ciudades.
 
Ramírez expresó que la demanda habitacional es de 9.7 millones de viviendas nuevas; 13.3 millones de ampliaciones y mejoramientos, y 2.9 millones de reemplazos.
 
Germán Ahumada, presidente de consejo de administración de Ara, reconoció que el problema del abandono de casas se explica por el tiempo y dinero que la gente tiene que invertir en los traslados desde y hacia su trabajo.
 
“No es una decisión muy popular, pero tarde o temprano hay que focalizar el subsidio a quien puede pagar la vivienda. A nadie nos gusta que nos cambien las reglas”, expresó el empresario.