Extranjeros podrán adquirir propiedades en playas y fronteras
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Extranjeros podrán adquirir propiedades en playas y fronteras

COMPARTIR

···
Política

Extranjeros podrán adquirir propiedades en playas y fronteras

18/04/2013


Édgar Amigón
 

Extranjeros podrán adquirir propiedades cerca de las fronteras y en de las playas mexicanas, sólo para uso habitacional y que no tenga una finalidad comercial, de acuerdo con el dictamen aprobado por la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados.

En el documento se especifica que estas propiedades deben estar a 100 kilómetros de la frontera y a 50 de las playas.

Durante una reunión, el presidente de este órgano legislativo, el perredista Julio César Moreno Rivera, destacó que en la modificación se especifica que la adquisición estará sujeta a dos aspectos: “que el uso sea destinado para vivienda y que no tenga una finalidad comercial”.

Señaló que actualmente, quienes no tienen la nacionalidad mexicana, por nacimiento o naturalización, no cuentan con la facultad de adquirir propiedades en las zonas cercanas a la frontera y la playa, “prohibición que se estableció como respuesta a problemas de política internacional del siglo XIX, cuando existía el temor de la invasión de ejércitos extranjeros”.

El legislador informó que la iniciativa no pretende derogar la facultad del Estado para conceder derechos de dominio de las tierras y aguas a los extranjeros, “siempre que convengan ante la Secretaría de Relaciones Exteriores en considerarse como nacionales dichos bienes”.

Recordó que ante la prohibición constitucional, se creó la figura de los fideicomisos, “siendo las instituciones de crédito las fiduciarias que aparecen como “propietarios” de los bienes adquiridos por los extranjeros”.

Moreno Rivera subrayó que al usar esta figura legal, tienen que erogar altos costos, derivado del pago de cuotas diversas por trámites de registro, avalúos, impuestos y permisos previos ante la autoridad gubernamental.

“Con la reforma se eliminan a los intermediarios, esto es, las casas inmobiliarias que figuran como propietarios del terreno, pero venden la construcción a los extranjeros, neutralizando así la restricción de que no pueden poseer tierras, pues sólo son dueños de la construcción”, detalló.

Al modificar la prohibición, agregó, para adquirir el dominio directo de inmuebles en las fronteras y las costas por parte de extranjeros, se permitirá y dará certeza a la inversión foránea en vivienda, pues hoy en día existe un número importante de propietarios que mediante la figura del fideicomiso poseen inmuebles para residencia plena.