Estados gastan 5 mil 377 mdp en publicidad oficial
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Estados gastan 5 mil 377 mdp en publicidad oficial

COMPARTIR

···
Política

Estados gastan 5 mil 377 mdp en publicidad oficial

Del total ejercido en 2012, con el que se podrían construir 17 hospitales generales como el de Axapusco, sólo se conoce el destino de 2 mil 544 millones de pesos, es decir, apenas 44 por ciento.

Eduardo Ortega
31/03/2014
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CIUDAD DE MÉXICO.- En 2012, 26 entidades federativas ejercieron cinco mil 377 millones de pesos en publicidad oficial.

Con esos recursos se podrían construir 17 hospitales generales como el inaugurado en enero pasado por el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador Eruviel Ávila Villegas en Axapusco, el cual requirió una inversión de 312 millones de pesos.

De acuerdo con el Índice de acceso al gasto en publicidad oficial en las entidades federativas 2013, elaborado por ARTICLE 19 y Fundar, de esos recursos ejercidos, sólo se conoce el destino de dos mil 544 millones.

Es decir, no se sabe a qué medio de comunicación o proveedor se asignaron dos mil 833 millones pesos, lo cual representa el 53 por ciento de ese gasto.

Las entidades que -en términos absolutos- ejercieron un mayor presupuesto fueron Nuevo León con mil 284 millones y Coahuila con 948 millones de pesos.

De acuerdo con el índice que se presentará de manera oficial el martes, la publicidad oficial en México, lejos de informar, se ha convertido en un instrumento de propaganda y una plataforma política de funcionarios públicos.

Ejemplo de ello es que en el 2013 diversos actores políticos, como el actual delegado de Miguel Hidalgo en el Distrito Federal, Víctor Romo, y el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, fueron sujetos de una polémica importante por los montos millonarios gastados en este concepto.

La publicidad oficial, concluye el estudio, se distribuye principalmente conforme a criterios políticos e intereses privados y se convierte en el medio idóneo para controlar las líneas editoriales de los medios, una práctica definida como censura sutil o indirecta.

Así, se confirma la opacidad, la ausencia de reglas y el incremento del gasto en este concepto, al amparo de una deficiente justificación y carente regulación.

Esta es la tercera edición del Índice; el primero analizó el acceso a la información sobre el ejercicio del gasto entre 2005 y 2009; el segundo índice analizó lo correspondiente a los años 2010 y 2011; y finalmente el presente analiza el periodo 2012.

La recepción de información del Índice fue acogida de mayo a noviembre de 2013 por medio de 64 solicitudes de información realizadas a las 32 entidades federativas.

EL SOBREEJERCICIO

Durante el 2012, de las 25 entidades que otorgaron información sobre el presupuesto general aprobado y ejercido, 16 gastaron más de lo originalmente presupuestado por su Congreso o Asamblea Legislativa.

Ocho de ellas gastaron más del doble de los recursos aprobados al inicio del periodo.

En total, las entidades gastaron 72 por ciento más de lo aprobado. La suma del presupuesto sobreejercido asciende a dos mil 197 millones pesos.

En este sentido, sobresalen Nuevo León que sobreejerció 478 por ciento, equivalente a mil 63 millones; Yucatán con 426 por ciento, equivalente 304 millones; Morelos 330 por ciento o 121 millones; Colima 310 por ciento o 21 millones; Chihuahua con 308 por ciento o 418 millones; Nayarit con 307 por ciento o 133 millones; Tlaxcala con 213 por ciento o 59 millones; y Baja California Sur con 206 por ciento o 96 millones.

De acuerdo al análisis, únicamente 19 entidades entregaron la información correspondiente al desglose del gasto por tipo de medios o proveedores.

Así, la suma de estos gastos asciende a dos mil 544 millones durante el 2012, de los cuales la televisión es el medio de comunicación al que mayor presupuesto público se asignó del total erogado.

El estudio señala que el gasto de la publicidad oficial en las entidades representa "un despilfarro indiscriminado de recursos que se ejercen sin control y que año con año se incrementa sin justificación alguna".

El análisis asevera que el crecimiento acelerado de los montos asignados a este rubro permite afirmar que la relación financiera entre los medios de comunicación y los gobiernos locales sugiere una inmediata regulación.

"Los funcionarios públicos deben dejar de utilizar la publicidad oficial como un instrumento para la propaganda y deben rendir cuentas sobre el uso que le dan a estos recursos públicos. Aún falta un largo camino por recorrer", agrega.

Las lagunas legales continúan permitiendo que todos los niveles de gobierno influencien en la línea editorial de los medios a través de la asignación de publicidad oficial.

Las audiencias, por tanto, están sujetas a la información que el gobierno autoriza se publique.

"Actualmente estamos a la espera de una regulación definitiva del uso de estos recursos", destaca  el índice realizado por Article 19 y Fundar.