En Guerrero buscan garantizar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

En Guerrero buscan garantizar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres

COMPARTIR

···
Política

En Guerrero buscan garantizar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres

08/05/2013
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Guadalupe Ahumada
 
Chilpancingo, Gro; 8 mayo 2013.- Como parte de las reformas propuestas en materia de equidad de género por parte de la Red para el Avance Político de las Mujeres Guerrerenses, evitar la violencia política y en su caso sancionarla es uno de los propósitos, informó la ex magistrada electoral, Alma Delia Eugenio Alcaraz.
 
En entrevista, la abogada explicó de las propuestas presentadas a la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados de Guerrero encabezada por la Diputada Alma Lilia Jiménez Rumbo, con el objetivo de que cada vez sea mayor el número de mujeres que participan en forma activa en la vida política estatal.
 
Las reformas propuestas son para la Constitución Política del Estado de Guerrero, el Código Penal, la Ley Orgánica del Municipio Libre y la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales de Guerrero.
 
Esto, afirmó Alma Delia Eugenio, ya que es un derecho de los ciudadanos y las ciudadanas, y obligación de los partidos políticos garantizar la paridad de género y la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres para su acceso a cargos de elección popular, tanto de mayoría relativa como de representación proporcional.
 
En cuanto a la violencia política contra la que se oponen, explicó que esto significa que en los partidos políticos deberán “abstenerse de realizar cualquier forma de violencia política por causas de género”.
 
Esto implica, aclaró la ex magistrada electoral, que debe evitarse “cualquier acción y/o conducta agresiva cometida por una o varias personas, por sí o a través de terceros, que causen daño físico, psicológico o sexual en contra de una mujer o de varias mujeres y/o de sus familias, en ejercicio de la representación política”.
 
Más aún cuando esta violencia se utiliza, dijo, “para impedir, restringir el ejercicio de su cargo o inducirla a tomar decisiones en contra de su voluntad y/o de la ley”.
 
Como mayor ejemplo resaltó que son actos de violencia política de género hacia las mujeres aquellos que: “Impongan por estereotipos de género, la realización de actividades y tareas ajenas a las funciones y atribuciones de su cargo. O asignen responsabilidades que tengan como resultado la limitación del ejercicio de la función político – pública”.
 
Que se evite por cualquier medio “que las mujeres electas, titulares o suplentes, o designadas a una función pública, asistan a las sesiones ordinarias o extraordinarias o a cualquier otra actividad que implique la toma de decisiones, impidiendo o suprimiendo el derecho a voz y voto en igualdad de condición que los hombres”, solo por mencionar algunos ejemplos.
 
En cuanto a la posibilidad real de que las Diputadas de la Comisión de Equidad de Género logren el consentimiento de sus homólogos varones, dado que son mayoría en el Congreso, Alma Delia Eugenio dijo para ello habrán de realizar, las integrantes de la Red, un intenso trabajo de cabildeo y se logre que estas iniciativas de reforma se concreten.