Política

El recorrido jurásico de Puebla

01 febrero 2014 9:49 Última actualización 02 diciembre 2013 5:2

  [En San Juan Raya, continua el recorrido por un auténtico Parque Jurásico / Alfredo Peñuelas / El Financiero] 


 
 
Alfredo Peñuelas Rivas / enviado
 
 
SAN JUAN RAYA, Pue.- Recorremos el paseo denominado “Huellas de dinosaurio”, un trayecto de seis kilómetros a pie bajo un sol implacable y espinas que atacan a la menor distracción. Paulina, nuestra guía, recorre los senderos con la misma facilidad que un citadino caminaría por la banqueta.
 
[Lee también la primera parte: Los secretos del desierto]
 
Si bien el camino es plano y la distancia de seis kilómetros no representaría ningún reto, la ausencia de algunos elementos fundamentales, tales como la vestimenta adecuada o algo que beber, podrían convertir a este bello paseo en la peor de las torturas. Armados de sombreros, botas y agua emprendemos la aventura.
 
 
Por el camino comienzan a aparecer los secretos. “Mira, acá hay una colonia de turritelas”, dice Paulina, la guía, señalando una roca que ante unos ojos poco expertos pasaría desapercibida. Cuando uno se acerca puede observar claramente cientos de caracoles apiñados y convertidos en piedra.
 
 
“Ésta es una formación coralina”, vuelve a decir Paulina algunos metros más adelante señalando a una enorme cresta de rocas que se asoma casi veinte metros en el lecho de un río seco. En efecto, las formaciones son idénticas a las que uno observa al bucear en lugares como Xel-ha o Xcaret.
 
 
“Éste es el fondo marino”, Paulina muestra una formación poco peculiar e incluso poco espectacular si no se sabe mirar: las ondas formadas por la arena en el fondo del mar que quedaron atrapadas para siempre en un trozo de roca ¡arena petrificada!
 
 
¿Por qué ocurre esto?, es la pregunta que se viene a la mente, como si una medusa hubiese visitado estas playas, observado el paisaje y lo congelara en piedra para que nosotros pudiésemos observarlo millones de años más tarde. La respuesta se encuentra otra vez en las complejas condiciones climáticas de la región combinadas con su suelo calizo que han permitido que el tiempo se detenga transformado en piedra.
 
 
Huellas de un “pollo gigante”
 

 
 
 
Seguimos nuestro camino por el lecho del río, la erosión revela paisajes imposibles: árboles que a contraluz parecieran jugar a las sombras chinas, biznagas gigantes a punto de suicidarse a la orilla de un barranco, ventanas abiertas en alguna pared caliza. La verdad es que lo que aparece la vista hace que se olvide el calor, la sed, lo tortuoso que pudiera resultar el camino. Al final del río se encuentra una especie de presa a la cual hay que acceder por un puente. Una pequeña reja separa las huellas, el objetivo de la visita.
 
 
“Pensaban que eran huellas de un pollo gigante”, comenta Paulina mientras se ríe por la ocurrencia al referirse a los pobladores que hicieron el hallazgo. Si uno observa con cuidado aquellos hombres no estaban tan alejados de la realidad. Decenas de huellas de animales de tres dedos aparecen ante nuestra mirada, cada huella tiene una dimensión de 30 a 60 centímetros de largo y ancho, y 15 centímetros de profundidad.
 
 
La imaginación se ocupa esta vez de una migración de varios de estos animales. ¿Estarían huyendo? ¿Estarían cazando? Lo único que se sabe de ellos ahora es que son alosaurios, una especie de dinosaurios terópodos, que vivieron a finales del periodo Jurásico, hace aproximadamente 155 y 150 millones de años y que llegaban a medir hasta 9 metros de largo y 3.5 de altura, con un peso de una tonelada.
 
 
Esto último es un detalle importante, ya que era un animal relativamente ligero si se toma en cuenta su gran tamaño. Si a esto sumamos sus enormes garras y patas masivas, un cráneo con ojos al frente y dientes aserrados, el alosaurio habría sido un temible cazador.
 
 
El asunto de las huellas fosilizadas no es nuevo. La cantera de Tepexi de Rodríguez se llama “Pie de vaca” por las huellas fosilizadas de un camello. Al lado de estas se encuentran las de un Smildón o Dientes de sable. Las huellas de San Juan Raya son un descubrimiento relativamente reciente, datan de diciembre de 2006. Apenas unos meses antes, en mayo del mismo año, investigadores del Instituto de Geología de la UNAM habrían encontrado otras huellas de un tipo de dinosaurios herbívoros de 30 a 40 toneladas de peso y 20 metros de largo, de cabeza pequeña, cuello muy largo y patas muy pesadas, lo que significa que pudieron ser de apatosaurios, también conocidos como brontosaurios.
 
 
Detectives de otro tiempo
 

 
 
Paleoicnología se llama a esta disciplina extraña que mira lo que otros no somos capaces de ver. Donde para nosotros hay rocas, los paleoicnólogos ven restos fósiles; donde los humanos comunes y corrientes vemos agujeros, ellos miran huellas que reconstruyen un pasado remoto.
 
 
Es una ciencia relativamente joven, los primeros hallazgos significativos en icnología de vertebrados tuvieron lugar en la década de 1920, con el descubrimiento de huevos y nidos del dinosaurio Protoceratops en Mongolia. Con estos hallazgos se pueden conocer diversas cosas, por ejemplo los hábitos alimenticios de organismos antiguos. Éste sería el caso de los gastrolitos (de gastro, estómago y litos, piedras), una variedad de animales que ingerían piedras para facilitar la digestión.
 
 
Por otro lado, están los coprolitos, que son heces fecales fosilizadas, muy útiles para reconstruir la dieta de los organismos extintos y que otorgan información adicional para entender cómo la trituraban. P
 
or ejemplo, se encontró un coprolito de un Tiranosaurio Rex en Saskatchewan, Canadá, de 44 cm de largo, 15 cm de alto y 13 cm de ancho, donde se pueden observar restos de un pequeño mamífero no identificado. Hoy en día, los paleontólogos pueden distinguir entre las marcas dejadas por anfibios, reptiles, aves, mamíferos e invertebrados; incluso se puede confirmar qué organismo dejó un rastro particular a nivel de orden, familia y, en ocasiones, hasta género y todo gracias a la incorporación de la icnología a la paleontología.
 
 
Águila del Cretácico
 

 
“Hace años el saqueo era un problema”, me dice Paulina ya que vamos de regreso. “Nuestro entorno es sumamente frágil, las cactáceas viven y se desarrollan en equilibrio con la tremenda sequía de la región. Alrededor de ellas viven precariamente otras plantas y animales que corren el riesgo de desaparecer si perturbamos su entorno”, esto último es de ella, lo trae en el alma, sabe que la reserva de la biósfera es su herencia y de lo suyos.
 
 
“Lo mejor que podemos hacer por todos ellos para conservar la reserva es no molestarla. Nosotros la cuidamos porque no sólo pertenece a la gente de San Juan Raya, sino que es patrimonio de México y de la humanidad".
 
 
En San Juan Raya viven poco más de 200 personas quienes se ocupan de la precaria agricultura que la zona les permite, o bien de la artesanía. Hace algunos años crearon una sociedad cooperativa que lleva por nombre Águila del Cretácico, SC de RL donde ofrecen servicios de ecoturismo, los visitantes son bienvenidos y se les ofrecen varios servicios que van desde recorridos a pie como en bicicleta o a caballo, hospedaje y alimentación y la obligada visita al Museo Paleontológico y Arqueológico.
 
 
Ellos saben amar el desierto y lo respetan, lo comparten con los visitantes. La jornada termina frente a un platillo regional plagado de sabores del desierto. La noche cae y se ilumina, el desierto habla y dice que está vivo, que lo ha estado por millones de años.
 
 

 
 
 
 
 
 
Todas las notas POLÍTICA
Pancho Domínguez se reúne con el secretario de Gobernación
En Querétaro no habrá “borrón y cuenta nueva” : Marcos Aguilar
Van por 20,000 firmas contra la jubilación de diputado queretano
Querétaro, uno de los tres estados con mayor crecimiento en el país: José Calzada
Rendirá Calzada su sexto Informe de Gobierno
El gobernador electo de Querétaro se reunió con Enrique Peña Nieto
Simec eleva flujo 53% en el 2T15 tras reducir costos
Pancho Domínguez se reúne con Calzada y exgobernadores
Comienza el proceso de entrega-recepción de la administración en SLP
Venta de inmuebles, estacionamiento, hospedaje y servicios impulsan a GICSA en 2T
Pensión a diputado de Querétaro viola la ley: MC
Austeridad en el gobierno de la capital queretana, promete Marcos Aguilar
Refuerza Querétaro medidas de seguridad por la fuga de 'El Chapo'
La fuga del Chapo, como historia de televisión: Francisco Domínguez
San Luis Potosí, en la ruta correcta: Toranzo
Niega el gobierno de Querétaro contratos con Hacking Team
A los de Morena "nos tildaban de locos": Sinuhe Piedragil Ortiz
Pragmatismo económico
Congreso de Querétaro estrena sede de 220 mdp
“No puedo hacer a un lado mis raíces”: Miguel Márquez
Sonia Mendoza: en la democracia mandan los ciudadanos
La "guerra sucia" tuvo efecto boomerang sobre el PRI en Querétaro
Pancho Domínguez, gobernador electo
Recibe Carreras constancia como gobernador electo de SLP
Llama el PRI a que se reconozca el triunfo de Carreras en SLP