Diputados del PAN piden diálogo con Segob para modificar reforma fiscal
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Diputados del PAN piden diálogo con Segob para modificar reforma fiscal

COMPARTIR

···
Política

Diputados del PAN piden diálogo con Segob para modificar reforma fiscal

El diputado Mario Sánchez Ruiz, presidente de la Comisión de Economía, dijo que es posible encontrar otros mecanismos para dotar al gobierno de los recursos suficientes, y no sólo mediante la vía de buscar cobrar más impuestos que podría generar que la economía informal se dispare.

Víctor Chávez
06/10/2014

CIUDAD DE MÉXICO. Para avanzar en las negociaciones entre el gobierno, legisladores y empresarios para flexibilizar el nuevo régimen fiscal, el presidente de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados, el panista Mario Sánchez Ruiz, pidió al Ejecutivo federal abrir un espacio al diálogo en la Secretaría de Gobernación, para frenar una "creciente burbuja de la economía informal".

Lamentó que “después de diversos encuentros e intercambios, los actores del gobierno han dicho que no moverán nada al actual paquete fiscal y hasta ahora no ha habido una respuesta diferente a la que han venido planteando desde diciembre del año pasado”.

En entrevista, el legislador y empresario –ex presidente del Consejo Coordinador Empresarial- criticó que la Secretaría de Economía no ha estado a la altura ni ha cumplido con su papel como “rectora de más del 90 por ciento de las pymes que sostienen a los sectores comercial, industrial y de servicios”.

,,

Anotó que en esta ocasión hay una excesiva centralización de las negociaciones en la Secretaría de Hacienda y “no ha sido posible, como en algunas otras administraciones, que se abría un espacio de negociación con los partidos y sus legisladores en la Secretaría de Gobernación”. Hoy podría ser una opción, aclaró.

Por ello “otras dependencias, como la Secretaría de Economía, son absolutamente respetuosas de la Secretaría de Hacienda y no tienen siquiera derecho a opinar”.

El diputado sonorense advirtió que de no haber una atención a las peticiones de los órganos cúpula de la iniciativa privada “habrá un incontrolable crecimiento de la economía informal, que afectará a las empresas establecidas y a la economía nacional en su conjunto”.

Lamentó la “desarticulación” que existe entre las secretarías de Hacienda y de Economía para la elaboración del Presupuesto de Egresos y la Ley de Ingresos, pues el titular de Economía “no cuenta con el suficiente gasto para atender los programas de impulso y apoyo a las pequeñas y medianas empresas”.

Dijo que por ello es indispensable cambiar el modelo y los métodos para la confección del paquete económico de cada año. “Las cosas deben cambiar, se tienen que hacer de manera diferente simplemente porque no han funcionado; no hay inversiones, no hay crecimiento, no hay empleo”.

Tampoco hay una efectiva interlocución –añadió- entre la Secretaría de Economía y la Cámara de Diputados, para que la dependencia exponga sus necesidades presupuestales a los legisladores y éstos otorguen los recursos necesarios.

Consideró que entre los legisladores y el sector empresarial “es posible encontrar otros mecanismos para dotar al gobierno federal de los recursos suficientes para atender las necesidades, y no sólo mediante la vía de buscar cobrar más impuestos a las empresas”.

Planteó que, a su juicio, la mejor manera de obtener recursos para el gobierno es mediante el crecimiento de la economía y no por la vía de cada vez más impuestos a las empresas.

Sánchez Ruiz expresó que en el tema de la disminución del ISR que plantea el Consejo Coordinador Empresarial, únicamente se pide que el gobierno federal cumpla con su compromiso que asumió desde el 2009 de bajar gradualmente este impuesto.

Recordó que en ese año se acordó subir el ISR al 30 por ciento debido a la crisis que generó la influenza, pero con la promesa de que, una vez que se restableciera la normalidad y se superara esa crisis, el impuesto volvería al 28 por ciento, lo que ya no sucedió.

Otro punto en la mesa –comentó- es que no es justo que en materia de dividendos a las empresas mexicanas se les cobre el 10 por ciento y a las extranjeras sólo el cinco por ciento, por lo que se busca que, por lo menos, se cobre el cinco por ciento tanto a nacionales a como a extranjeras.

“Se trata de favorecer a la economía nacional y al mercado interno antes que el exterior”, remarcó.

Aclaró que el señalamiento del CCE en torno a la creación de tres nuevos impuestos en el Proyecto de la Ley de Ingresos, “no son cargas tributarias para las personas físicas y morales, sino son impuestos que deberán pagar para los gobiernos estatales y municipales, tanto el que se refiere al Patrimonio (predial), como el de nóminas y el ecológico”.