Desconocen causas del desplome en hospital municipal
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Desconocen causas del desplome en hospital municipal

COMPARTIR

···
Política

Desconocen causas del desplome en hospital municipal

06/10/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.


Gabriela Chávez / corresponsal

Guadalajara.- Luego del derrumbe del Hospital General de Zapopan, conocido como “hospitalito” que dejó tres lesionados, se inició una investigación para conocer las causas del siniestro.

El Director de Obras Públicas, José Castellanos González informó que peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses determinarán las causas del desplome de la bóveda de aproximadamente cuatro por quince metros, cuya caída afectó principalmente el área de toma de análisis.

El nosocomio a cargo del Ayuntamiento de Zapopan se encontraba en remodelación y a principios de septiembre del 2013 fue inaugurada la nueva área de consulta externa que “no sufrió daños” y continúa ofreciendo servicios, de acuerdo con el reporte oficial de Protección Civil y Bomberos, difundido por su titular, Javier Nápoles.

Sobre los lesionados si informó que recibieron atención médica inmediata y se recuperan satisfactoriamente pues sufrieron heridas “leves”.

El director de los Servicios de Salud municipales, Sergio Quintero indicó por su parte que 24 pacientes, quienes se encontraban internados en el nosocomio, fueron trasladados al Hospital de la Mujer, Hospital General de Occidente, Hospital Valentín Gómez Farías, Cruz Verde Norte y Cruz Verde Delgadillo Aaraujo, pues el área de hospitalización fue evacuada en su totalidad.

Cabe destacar que en el mismo perímetro del derrumbe, ocurrido el sábado por la tarde, fueron tiroteados elementos de la policía de Zapopan durante la mañana del domingo, quienes se encontraban auxiliando en el resguardo del edificio dañado.

El saldo fue de cuatro heridos, entre ellos una mujer quien se encontraba caminando por el lugar, dos policías y uno de los presuntos agresores.