Damnificados de Acapulco se rebelan
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Damnificados de Acapulco se rebelan

COMPARTIR

···
Política

Damnificados de Acapulco se rebelan

17/10/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Enrique Villagómez
 
 
Acapulco Gro; 17 de octubre.- Unas 500 personas que permanecen refugiadas en el albergue temporal instalado en el Centro Internacional Acapulco, manifestaron su oposición a ser reubicados en las instalaciones el albergue ubicado en el Polideportivo de ciudad Renacimiento.
 
Los inconformes que en su mayoría tenían sus hogares en la zona siniestrada de Punta Diamante, se quejaron porque primero fueron desalojados del albergue instalado en el Fórum Mundo Imperial, y ahora los quieren sacar del Centro Internacional Acapulco, donde cuentan con servicio de telefonía e Internet gratuito, aire acondicionado, tres comidas calientes cada día y seguridad por elementos de las fuerzas armadas.
 
“Hoy en la mañana los marinos nos dijeron que mañana sábado nos van a llevar al Cici de Renacimiento, porque van a ocupar el Centro Acapulco para un evento, pero nosotros queremos quedarnos aquí porque estamos seguros y bien atendidos”, expresó María Guadalupe Salgado. 
 
En el albergue ubicado en el Polideportivo de Ciudad Renacimiento se encuentran refugiados unas 700 personas, la mayoría provenientes de la comunidad serrana de la Pintada, y recientemente se presentó una epidemia de piojos que ataco a 35 adultos y 70 niños. 
 
También se registró la intoxicación de al menos 40 personas entre ellos 15 niños, por comer un pastel en mal estado que les obsequió un grupo altruista, según lo informó la Secretaria de Salud Estatal, quien descartó como fuente del padecimiento gastrointestinal, a los alimentos que se sirven en ese refugio. 
 
“Sabemos que en el Cici de Renacimiento las cosas no están bien que digamos; hay mucha gente que se enferma por la comida que les dan, y también los niños se enferman de piojos, no, no, nos queremos ir de aquí, sino es a nuestras casas”, señaló el refugiado Jesús Pérez Martínez.
 
Los refugiados que se oponen a ser cambiados de albergue, amenazaron con bloquear la zona turística del puerto, como medida de protesta por esta acción que calificaron de insensible y arbitraria.