Colaboración transexenal un reto: Mancera
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Colaboración transexenal un reto: Mancera

COMPARTIR

···
Política

Colaboración transexenal un reto: Mancera

Reconoce Peña la disposición del jefe de gobierno para apoyar la obra estrella. Hubo coordinación entre los gobiernos federal, del Edomex y el GDF: Ruiz Esparza.

Eduardo Ortega
04/09/2014

CIUDAD DE MÉXICO. El presidente Enrique Peña Nieto reconoció la disposición del jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, para trabajar conjuntamente en la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

En Los Pinos, el mandatario dio a conocer de manera formal el proyecto de la nueva terminal, el cual fue diseñado por el reconocido arquitecto inglés Norman Foster y su socio mexicano Fernando Romero Havaux.

Considerada como una de las obras de infraestructura de mayor trascendencia en los últimos años, la participación del jefe de gobierno capitalino echó por tierra versiones como la de Marcelo Ebrard quien sostuvo en diversas declaraciones que la Ciudad no había sido consultada sobre el proyecto.

,,

Fue el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza quien destacó la importancia de la coordinación entre los gobiernos federal, del Estado de México y del Distrito Federal para lograr este proyecto, el cual se construirá en la zona federal ubicada en 12 mil 500 hectáreas, aunque precisó que la obra requerirá de sólo 4 mil 500 hectáreas.

Durante la presentación del proyecto, el presidente Peña Nieto refrendó que éste se construirá en dos etapas: en la primera, se edificarán tres pistas de uso simultáneo que tendrá la capacidad de transportar a 50 millones de pasajeros al año; y en la segunda tendrá en total seis pistas y tendrá capacidad de mover en total a 120 millones de pasajeros.

Ante ello, detalló, se tendrá que ampliar la red de transporte metropolitana, para lo cual su gobierno ya trabaja en coordinación con las autoridades del Distrito Federal y el Estado de México, con el objetivo de impulsar los proyectos de infraestructura que faciliten la construcción y operación del nuevo aeropuerto.

Mancera, por su parte, aseguró que ya trabaja coordinadamente para que este proyecto represente la generación de empleos, el fortalecimiento del turismo nacional e internacional, la edificación de nuevas vías de comunicación y movilidad, así como el impulso del desarrollo económico y social del Valle de México.

El nuevo aeropuerto es un nexo estratégico y sin duda beneficiará a la ciudad y al país, subrayó Mancera.

“Esta obra pone de manifiesto, señor presidente, una vez que la cooperación y coordinación representan la base fundamental para el desarrollo de los grandes proyectos que son garantes del bienestar de la población de la capital y del país”, dijo.

Y agregó: “es un reto de colaboración transexenal que deberá ser duradera para dar garantía de éxito: este proyecto requiere de un trabajo político, sustentable y sólido por el bien de nuestro país”.

Manuel Ángel Núñez Soto, director del grupo Aeroportuario de la Ciudad de México comentó que desde hace dos décadas se planteó la necesidad de un proyecto que hoy está trazado con una visión transexenal. “El presidente Peña decidió ser constructor del futuro”, puntualizó. El gobernador mexiquense, Eruviel Ávila consideró que con este proyecto “se hace justicia a la zona Oriente del Estado de México.

DERECHOS ESTÁN GARANTIZADOS

Peña Nieto aseguró que su administración garantizará los derechos de los habitantes de las colonias y comunidades colindantes a este proyecto.

“Todas las actividades vinculadas a la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México se harán con absoluta transparencia y pleno respeto a la ley”, dijo.

El político mexiquense se dijo consciente de que este es un proyecto transexenal y que esta administración no tendrá tiempo suficiente para poner en operación la nueva terminal, pero lo importante es impulsar su desarrollo.

“No elegimos la ruta corta o la más fácil, hemos optado por el camino de la responsabilidad, estamos haciendo frente a nuestros desafíos de décadas, con soluciones duraderas, con reformas transformadoras, nuevas políticas sectoriales y también con grandes proyectos de infraestructura”, dijo.

Las instalaciones del actual aeropuerto se rescatarán para programas de orden ecológico, sociales y educativas.

De acuerdo con el Ejecutivo, mientras dure el proyecto se emplearán directa e indirectamente a 160 mil personas y se otorgará contratos a cientos de medianas y pequeñas empresas.

El nuevo aeropuerto, dijo, será una obra trascendental, emblema del México moderno.

,