Celulares y seguros médicos serán pagados por funcionarios de Yucatán
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Celulares y seguros médicos serán pagados por funcionarios de Yucatán

COMPARTIR

···

Celulares y seguros médicos serán pagados por funcionarios de Yucatán

El gobernador Mauricio Vila presentó el 'Acuerdo de Austeridad del Gobierno del Estado de Yucatán 2018-2024' que permitirá ahorrar más de mil millones de pesos.

Yoisi Moguel
04/10/2018
Mauricio Vila, gobernador de Yucatán.

MÉRIDA.- Los nuevos funcionarios de primer nivel del gobierno de Yucatán renunciarán a seguros de gastos médicos, autos de lujo y telefonía celular como parte del plan de austeridad que puso en marcha el gobernador Mauricio Vila, para ahorrar más de mil millones de pesos al gasto público corriente.

Por ello, la mañana de este jueves, Mauricio Vila fue el primero en renunciar al seguro de gastos médicos y al pago de su teléfono celular.

Ahora, afirmó, estos servicios serán pagados por los secretarios y directores de las diferentes dependencias que integran la administración público estatal.

Sobre la medida de austeridad, detalló que se cancelaron 300 líneas celulares que representan el 50 por ciento de las contratadas por el gobierno y se redujo en 20 por ciento, el número de funcionarios de confianza, a fin de terminar con la duplicidad de funciones y el exceso de burocracia.

Esta acción permitirá al gobierno estatal ahorrar mil millones de pesos que serán destinados a infraestructura y desarrollo social, subrayó.

Dentro de esta acción, puntualizó, desaparecieron dependencias como la Secretaría Trabajo y Previsión Social, Secretaría de la Juventud, el Instituto de Museos e Historia de Yucatán, la Junta de Electrificación de Yucatán y el Instituto de Combate a la Corrupción.

En el último caso, dijo, no tiene caso su existencia, ya que sus funciones son administrativas y se cubren en otras dependencias.

Tras firmar el Acuerdo de Austeridad del Gobierno del Estado de Yucatán 2018-2024, Mauricio Vila precisó que ningún funcionario utilizará vehículos de lujo, por lo cual serán devueltos 500 unidades a la empresa que las tenía rentadas, pues cada una presenta un costo promedio de 900 mil pesos.

De esta forma se contarán con 60 millones de pesos, que servirán para atender las necesidades del estado.

Además se ahorrarán 40 millones de pesos en asesorías, consultorías y servicios de investigación no indispensables y 30 millones de pesos en combustible reduciendo la flota de vehículos estatales y siendo más eficientes en su uso, apuntó.

Vila Dosal detalló que se darán de baja 400 vehículos que por su antigüedad representaban un gasto de 25 millones de pesos en gasolina y mantenimiento, pues sus operaciones eran superiores al beneficio que generaban.

También habrá ahorro en artículos de oficina, de limpieza, tecnologías de la información, en uniformes, adquisición de mobiliario, arrendamiento de bienes y servicios, mantenimiento vehicular, y gastos de orden social y ceremonial, indicó.