Las beneficiadas 

La caída del precio del petróleo favorece a las empresas del sector de química y petroquímica, debido a que disminuyen sus costos de producción.