Opinión

Zacatecas, principal exportador de personas

  
1
  

  

NL. Migrantes. (El Financiero)

José Juan Estrada Hernández, titular de la Secretaría del Zacatecano Migrante, comenta que el triunfo de Donald Trump ha provocado pánico entre muchos de sus paisanos que viven en Estados Unidos; sin embargo, asegura que la xenofobia no es una cosa nueva, ni lo será en ese país.

Es el primer lugar a nivel nacional con el mayor número de migrantes en Estados Unidos respecto a su población, y las autoridades ya trabajan en un plan de contingencia interinstitucional para enfrentar la llegada de Trump.

Porque las cifras, de acuerdo con el secretario, nos muestran que hay más de un millón 200 mil zacatecanos en el vecino país del norte, ya que han migrado cerca de 700 mil y muchos de ellos ya tienen familias en primera o segunda generación.

Cifra que se vuelve más significativa si se compara con el millón 535 mil zacatecanos que residen en el estado, es decir la población está dividida casi a la mitad, además de que la gran mayoría ha estado algún tiempo en el vecino país del norte.

Es decir, Zacatecas es un estado que tiene como forma de vida la migración y por lo tanto ha padecido también la repatriación.

Estrada Hernández explica que de 2011 a octubre de este año, Estados Unidos deportó a 39 mil 512 zacatecanos que venían de Texas (57 por ciento), California 18, Arizona 10 y Nuevo México con 6.0 por ciento.

En una entidad tan pobre esta situación ha generado problemas pero, sin embargo, han podido resolverse, ya que como comenta Estrada Hernández, existen fuertes redes de solidaridad entre los pobladores.

Otro problema que impactará son las remesas. Tan sólo en los últimos tres trimestres de 2016 le dieron a Zacatecas 650 mil 456 millones de dólares, lo que significa alrededor de 1.8 millones de dólares diarios.

En el Congreso de la Unión no se dieron mayores recursos para enfrentar las posibles acciones de Donald Trump. Es más, se recortó el presupuesto. El secretario del migrante explica que el programa 3x1 de Sedesol tuvo un decremento de 30 por ciento a nivel nacional y el fondo de apoyo a migrantes se redujo en su estado de 20 a siete millones de pesos.

A pesar de este panorama, José Juan Estrada se muestra positivo porque asegura que será muy difícil la deportación masiva, ya que primero se tienen que dar los procesos judiciales.

SIN LEGISLACIÓN, LA VIOLENCIA POLÍTICA

Sólo seis estados han incorporado la violencia política contra las mujeres en sus legislaciones, lo que significa una debilidad en el protocolo para atender este tipo de casos, ya que no hay sanciones en 25 entidades.

En el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, nos damos cuenta del escaso avance que existe en este sentido y una demostración de este grave problema legal y cultural es que de acuerdo con información de Inmujeres, en el proceso electoral 2014-2015 hubo 38 casos registrados de violencia y en 2015-2016 creció a 103 casos registrados.

Las entidades donde se ha incorporado la violencia política en las legislaciones son Oaxaca, Veracruz, Baja California, Campeche, Coahuila y Jalisco.

Es por ello que Inmujeres considera la falta de sanciones para estas conductas como una debilidad del Protocolo para Atender la Violencia Política Contra las Mujeres.

Casos como el de la alcaldesa de Chenalhó, quien tuvo que renunciar al cargo después de que los pobladores secuestraron a dos legisladores y finalmente fue reinstalada por el Tribunal Electoral, nos muestran nuestra realidad.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Transparentar los moches
Que Mancera no se desentienda
Constitución maoísta