Opinión

Yuan se devalúa; Pymes chinas muestran interés por México

1
 

 

beijing

La devaluación del yuan, prometida como evento excepcional por el Banco Popular de China, procura convertirse en bocanada de oxígeno. Quieren conseguir mejor funcionamiento de un complejo productivo de pequeña escala en aquella nación asiática. Allá también las Pymes cuentan.

En alguna medida la devaluación generará ventajas al comercio exterior chino a pesar de que los especialistas afirman que la depreciación anunciada el martes en China no es realmente significativa como para devolver competitividad al yuan.

Los números que refieren al complejo Mipyme en China son dispares. Mientras hay fuentes que aseguran que en aquella nación operan ocho millones de unidades, otras fuentes afirman que el número correcto sería ligeramente mayor a 12 millones y estudios académicos estadounidenses marcan 40 millones como el número prudente a considerar.

En todo caso lo cierto es que el porcentaje de Mipymes en China representa, como en México, 99 por ciento del total de las unidades económicas en esa nación con una participación de 76 por ciento del valor agregado en el terreno de la producción industrial y responsables de 40 por ciento de los ingresos fiscales, 60 por ciento del comercio exterior, 59 por ciento del PIB y 75 por ciento del empleo, así como de 65 por ciento de las exportaciones.

Oficialmente el complejo estatal chino soporta un esfuerzo relevante en apoyo a la profesionalización de sus Pymes y en la búsqueda de espacios de innovación. Pero quieren crecer y diversificarse. Mexicanos en el área de comercio exterior nos señalan desde Hong Kong que las autoridades chinas han puesto en las Pymes mexicanas un punto de interés especial.

Existen en China 40 centros de apoyo en procesos de innovación tecnológica, 500 centros de innovación y 30 parques científicos y tecnológicos que presumiblemente asisten a las Mipymes a consolidar su funcionamiento y proyectarlas al mercado internacional. No todo, a decir de los resultados, funciona a la perfección, pero ahí van, o… quizá ahí vienen.

No es poca la participación de las Mipymes chinas en el total de las exportaciones de la nación. Al cierre de 2014 la segunda economía del mundo consiguió un superávit de 385 mil millones de dólares con exportaciones que han permeado en prácticamente todo el mundo.

Pero nos afirman desde Hong Kong que China está interesada en que sus pequeñas empresas se vinculen con Pymes mexicanas. No resultó accidental que México fuera invitado a la provincia de Guangdong en octubre del año pasado a un evento Pyme mayúsculo y que fuera Enrique Jacob Rocha el representante mexicano a esa exposición Pyme a la que asistieran 170 negocios mexicanos para apreciar los cinco mil estands con cuatro mil expositores sobre 100 mil metros cuadrados. ¿Qué quieren obtener de México?

¿Será la depreciación de casi 2.0 por ciento en su moneda suficiente gasolina? No lo parece a la distancia.

De tin marín…
Complejo pero celosamente fiel es el trabajo de la Unidad de la Crónica Presidencial que edita dos libros en 2014 con los 311 discursos pronunciados el año pasado. Obra con cinco suplementos, videos y edición digital fundamental para seguir la pista a asuntos relevantes del país el año anterior sin escatimar asuntos tan espinosos como el del triste caso de Ayotzinapa, Tlatlaya y los conflictivos asuntos de las propiedades de la familia presidencial y de algunos miembros del gabinete. No tiene desperdicio.

Twitter: @ETORREBLANCAJ

Correo: direccion@universopyme.com.mx

También te puede interesar:
Empresas grandes suelen perder madre
Nace red de 80 mil 773 micronegocios de abasto en la CDMX
CDMX “exportará” modelo emprendedor hacia Asia y África