Opinión

Ya mejor cierren Renault…


  …al menos en México.
 
 ¿Cuál es el chiste de tener una marca perdedora? ¿A quién le sirve seguir apapachando la ineptitud gerencial? ¿Cuánto tiempo más aguanta así? ¿Son suficientes las palabras mágicas del presidente de Francia, François Hollande, el sábado diciendo que la 'crisis en la zona euro terminó'? ¿Ya con eso empresas como Renault regresarán a la competitividad? Hay que reconocerlo: es una desgracia que las altas virtudes gerenciales y de negocio que ha logrado imprimir el fenomenal Carlos Ghosn en Nissan, no hayan podido ser contagiadas a su aliada francesa. Claro que la culpa no es de él, sino de la circunstancia europea: una economía en recesión que orilló a esta empresa a experimentar el año pasado una caída en ventas globales de 2,722 millones en 2011 a 2, 550 millones de euros. 
 
Los datos de 2013 tampoco ayudan: hasta abril, la tendencia es negativa tanto en la región europea (¡una desplome brutal de 25% en unidades!); como en el mundo entero (caída de casi 7%). A pesar de ello la firma festeja el relativo éxito de sus recientes modelos Clío, Sandero y Duster. A nivel corporativo, la empresa justifica que en América parte de sus problemas se deben al cierre temporal de una planta en Curitiba, Brasil. Pero acerca de su estancamiento en el mercado mexicano hace mutis.
 
En México la historia más reciente de Renault es sumamente mediocre. El año pasado sólo logró colocar aquí 25,030 unidades (tan solo Toyota o Honda venden más del doble que eso, cada una). Y en 2013 (hasta abril) ha vendido 7,663 autos, apenas 67 unidades más que el año pasado. Milagrosamente parece resistir alguna caída, mientras la economía de México está mucho más sana que a europea.
La empresa tiene iniciativas interesantes, y hay quien lo valora. Actualmente da bonos a los clientes que lleven sus autos usados ahí, aunque habría que leer la letra pequeña para mirar si el mercado abierto de autos usados no sería una mejor opción. Ya veremos las cifras de Reanult durante mayo para el mercado mexicano. Por lo pronto, ese mes siguió siendo catastrófico en Francia.
 
 
La caída fue de ¡17%! Caray, no se comprende cómo una empresa puede sobrevivir así…
 
Twitter: @SOYCarlosMota