Opinión

¿Ya armaste tu portafolios de inversión?

La pregunta más frecuente y general es ¿en qué invierto?. Y como se ha señalado en este espacio, dependerá de las circunstancias y contexto de cada persona. Sin embargo, sería bueno tener una idea de cuáles son los elementos a considerar en un portafolios de inversión.

El primer reto es contar con los recursos suficientes para armar diferentes cajones en donde colocar el patrimonio.

Si vivimos al día, de nada sirve disponer en cuentas de largo plazo para luego estar atados y solicitar los fondos con alguna penalización.

Al definir un portafolios es indispensable clarificar los objetivos personales a corto, mediano y largo plazos, con el fin de puntualizar cuáles serán las necesidades de recursos al paso del tiempo.

El sistema bancario ofrece actualmente rendimientos muy bajos porque los Cetes como tasa de referencia están por debajo de 3.0 por ciento, mientras la inflación se sitúa arriba de 4.0; por eso hay que buscar otras opciones y fortalecer el portafolios.

Si bien el acceso al mercado bursátil se ha democratizado, con la apertura de contratos con montos menores, se requieren cifras superiores si se aspira a un portafolios bien balanceado.

En la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), aun cuando los recursos son susceptibles de disponerse en forma inmediata, es un hecho que es una inversión de largo plazo, al ser prácticamente dueño de una parte proporcional de una o varias empresas.

Ya habiendo entrado a la BMV no se trata de diversificar por el simple hecho de hacerlo, sino de adquirir una mezcla en donde se complementen y minimicen los riesgos.

En el argot popular significaría evitar poner “todos los huevos en la misma canasta”.

Hay muchas opciones para diversificar la tenencia de títulos y es posible hacerlo por sectores económicos o incluso dejar algunas para un horizonte de largo plazo y tomar otras para el corto.

La decisión depende del inversionista y de sus preferencias. La construcción de un portafolios requiere también el apoyo de un profesional, al ser más que tomar títulos al azar, sino de tener un balance adecuado.

Detrás de un portafolios hay una unidad de rendimiento; si bien se analiza en forma individual sus componentes, es conveniente tener una visión en su conjunto.

Entrar a fondos de inversión o ETF es una buena alternativa y en sí mismo es un portafolios que está definido por expertos en la materia, además que los requerimientos para entrar son mucho menores.
Incluso se puede buscar dentro del portafolios personal otro tipo de opciones como serían los bienes raíces o alguna posición en dólares.

Twitter: @finanzasparami