Opinión

Y tras la elección… esperanza

Envíale tu pregunta a Richard Branson
1
 

 

Branson.

Estuve en Washington, DC y Nueva York recientemente para el estreno de Don’t Look Down, un nuevo documental sobre mis aventuras en globos aerostáticos, y resultó obvio que muchos estadounidenses estaban enojados y temerosos tras las elecciones presidenciales de este mes.

A lo largo de los años he visitado Estados Unidos en incontables ocasiones, y he aprendido mucho de dirigir negocios en ese país. Aunque 'esperanza' quizá no se sienta como una palabra adecuada para describir las divisiones de la nación en este momento, sé que los estadounidenses son diversos en experiencia y que siempre los unirá la esperanza.

Desde la elección, también he estado pensando mucho en el impacto que el largo ciclo político ha tenido en las mujeres, las jóvenes en particular, al desencadenarse una retórica misógina durante la campaña y después de la votación. Dejando de lado la política, sé cuánto impacto pueden tener las palabras en las jóvenes que apenas están empezando sus vidas y carreras, y específicamente en el mundo empresarial.

Aunque 'esperanza' quizá no se sienta como una palabra adecuada para describir las divisiones de la nación en este momento, sé que los estadounidenses son diversos en experiencia y que siempre los unirá la esperanza

Mi hija, Dolly, es adulta ahora. Es una médico calificada y una consumada líder de negocios. Pero si tuviera 16 años hoy, mi consejo sería: “no hagas caso de tonterías, no permitas que otros te definan. Sigue trabajando en lo que crees y no te des por vencida”.

Cuando apenas me iniciaba en los negocios, había muy pocas mujeres en posiciones de poder a quienes las jóvenes pudieran ver como modelos de rol. Desde entonces, el mundo se ha puesto de cabeza (¡por suerte!) y, como todos sabemos, muchos de los líderes más dinámicos, creativos e inteligentes en los negocios, la política y las organizaciones sin fines de lucro son mujeres. Me han inspirado muchas, desde Sheryl Sandberg de Facebook hasta la filántropa y emprendedora Melinda Gates y Jayne-Anne Gadhia, la directora ejecutiva de Virgin Money.

Lo quiera reconocer la gente o no, el mundo ha cambiado, y este giro hacia la inclusión y la diversidad ha hecho a nuestros negocios indiscutiblemente más exitosos e innovadores y ha fortalecido a nuestras comunidades.

Por supuesto, hay mucho más trabajo por delante para mejorar el equilibrio de género, incluso en Virgin, pero no puedo imaginar dónde estarían nuestras empresas o nuestra sociedad sin todas las brillantes y motivadas lideresas que tenemos actualmente.

Si no continuamos alentando a las mujeres y las niñas a apuntar alto, estaremos desperdiciando más de la mitad de nuestro talento. Con esto en mente, Virgin America se ha asociado con LinkedIn y LeanIn.org, una organización encabezada por Sandberg, en una campaña para alentar a las mujeres a seguir sus ambiciones de carrera y compartir sus historias profesionales.

Además de sesiones de desarrollo profesional disponibles gratuitamente en los vuelos de Virgin America equipados con WiFi de alta velocidad, también bautizamos a un nuevo avión Airbus A320 'Lady Boss' (Señora Jefa); un recordatorio de que el cielo no es el límite para las mujeres en papeles de liderazgo.

Como mencioné, hay mucho trabajo por hacer. Y aunque el último techo de cristal no se rompió en Estados Unidos a principios de noviembre, sé que se romperá algún día; y espero que suceda en el futuro cercano.

EL LADO POSITIVO
Creo en encontrar lo bueno en cualquier situación, así que pienso que vale la pena destacar algunos aspectos positivos con respecto a la política sobre las drogas que surgieron de la reciente elección.

El 8 de noviembre, los votantes en California, Nevada y Massachusetts votaron a favor de legalizar y regular la producción, venta y consumo de cannabis mientras Montana, Dakota del Norte y Florida aprobaron propuestas de ley sobre la mariguana para fines médicos. Hace apenas una década, muy pocas personas habrían creído que el fin de la prohibición sobre la mariguana en esa nación realmente estaría al alcance.

Como escribí en una columna reciente, los millones de personas que han sido arrestadas por posesión o venta de cannabis, luego encerradas por leyes de sentencia obligatoria, a menudo tienen prohibido cosechar algún beneficio de los mercados de cannabis legales. Desde un punto de vista empresarial, eso no sólo en injusto, sino también prohíbe a la gente con verdadera experiencia en el comercio del cannabis aportar valor a este sector naciente.

Espero que el nuevo presidente electo reconozca que la guerra contra las drogas ha sido un fracaso colosal y costoso, y que continúe apoyando las reformas a la justicia criminal y la política sobre drogas iniciadas por el presidente Obama y muchos valientes gobiernos estatales.

Confío en que habrá por delante más pequeños pasos positivos. Mientras tanto, anticipo muchos más años de viajes a Estados Unidos para visitar a nuestro brillante personal y nuestros maravillosos clientes.

Twitter: @richardbranson

También te puede interesar:
Criando a pequeños emprendedores
Cuatro pasos para superar el fracaso
El poder del ‘sí’