Opinión

¿Y si nos quedamos esos yacimientos?

  
1
  

  

Dólares petróleo

La naciente industria petrolera mexicana está nerviosa. Tiene miedo de que el cambio de gobierno en 2018 extinga la reforma energética, que tanto cabildearon, y que les ha permitido redescubrir yacimientos y cubrir con halagos a este gobierno que les abrió las puertas hacia nuevos negocios, vaya, es 'su reforma'.

El temor se hizo manifiesto ante la lluvia de comentarios nacionalistas entorno a los pozos Zama y Amoca, que confirmaron descubrimientos petroleros que Pemex ya había realizado, así como la megacuenca que existiría debajo de la plataforma de Yucatán, en aguas profundas, y con un arrecife de por medio.

Pocas noticias del sector petrolero trascienden a la sociedad mexicana, a la de a pie, y éstas subieron a la mesa un malestar que incomodó a los que hasta el momento parecían los más cómodos dentro de la serie de reformas estructurales que realizó esta administración, que poco a poco se despide sin dar un mensaje de certidumbre a los petroleros que tanto cabildearon su reforma, la de ellos.

Ante este miedo, el gobierno decidió licitar megabloques (como el número 30 de la próxima Ronda 2.4, que mide lo mismo que Tlaxcala o Colima), para darle el mensaje a la industria de que la reforma llegó para quedarse y que si licitan el Golfo de México lo más rápido posible nadie se los va a quitar, so pretexto de reducirles el riesgo geológico bajo el principio de “entre más grande sea el bloque, más posibilidades tendrás de encontrar algo”.

Sin embargo, no es necesario que se suba a debate de nueva cuenta el tema energético, pues la Ley de Hidrocarburos contempla una serie de medidas para limitar la apertura, e incluso algunas de esas facultades recaen directamente en el presidente de la República, quien puede rescindirles sus asignaciones por decreto, sin pasar por una acalorada discusión en el Congreso.

La Ley de Hidrocarburos permite que la Secretaría de Energía asigne los bloques con base en criterios de los que no tiene que dar muchas explicaciones, así como llevar a cabo una vigilancia permanente que le permitiría revertir el contrato si incumpliera en varios requisitos operativos y financieros; además, la ley permite imponerles de socio a Pemex cuando lo crea más conveniente, y obligarlos a abrir toda la información al gobierno cuando lo considere necesario.

Así, el futuro de la reforma energética durante el siguiente gobierno, ante la gran posibilidad de que Andrés Manuel López Obrador llegue a la presidencia es un tabú en todo el sector. Lo mismo petroleros, eléctricos y hasta los renovables se muerden las uñas. Todo un drama en el sector energético.

RETRASO EN SALINA CRUZ
Según me cuentan, la rehabilitación de la refinería de Salina Cruz va lenta y a contrarreloj, y quizá no podrá operar antes de que termine este mes, como se contempló originalmente. ¿El motivo? Jorge Humberto Freyre, subdirector de Producción de Petrolíferos de Pemex Transformación Industrial, ya célebre en este espacio por las denuncias que enfrenta en la PGR y en la Secretaría de la Función Pública, pasa más tiempo en la Torre de Pemex gestionando millonarios contratos para selectos proveedores, que en la propia refinería coordinando las operaciones, esto con el amparo de un oficio firmado por el mismo Carlos Murrieta, director de la empresa subsidiaria del Estado, en el que se le comisionó exclusivamente para esa tarea, mientras que su cargo se le quedó de manera temporal a Fidel Vizcaino García. Mientras, las cifras de importación de gasolinas seguirán creciendo.

FERROCARRILES LLENOS DE GASOLINA
El déficit de combustibles en el país, derivado de ineficiencias en las refinerías, y de lo que te he dado cuenta en este espacio, ha beneficiado ya a otros actores como a la ferrocarrilera Kansas City Southern de México, que reportó un incremento de 255 por ciento de sus ingresos por la internación de combustibles al país al cierre del segundo semestre de este año, y que le dejó ingresos adicionales por la nada despreciable cantidad de 14.2 millones de dólares, cuando un trimestre atrás era de menos de cinco millones.

Correo: atorresh@elfinanciero.com.mx

Twitter: @Atzayaelh

También te puede interesar:
El día que menos gasolina se produjo en México
Denuncian que la inseguridad en refinerías tendría nombre y apellido
Urge un plan nacional de refinación