Opinión

¿Y las presiones inflacionarias de un
peso débil?

 
1
 

 

ME. ¿Y qué viene para el peso?

Ahí están, presentes dentro del componente de la inflación subyacente, pero compensadas por varios factores que las hacen difíciles de distinguir al observar la inflación general. ¿Cuáles son esos otros factores? ¿Cuánto tiempo más seguirán compensando las presiones inflacionarias asociadas a la depreciación del peso frente al dólar? ¿El año 2017 podría mostrar efectos inflacionarios más claros? Aquí las respuestas.

La depreciación del peso se ha traducido en presiones al alza en precios de algunos bienes y servicios, sobre todo aquellos más ligados al tipo de cambio. Este es el caso de las mercancías en general y muchos bienes duraderos en particular. No obstante, dichas presiones se han visto eclipsadas por varios factores en los últimos dos años. A continuación diez factores, sin un orden estricto de importancia relativa.

Primero, los precios de las materias primas a nivel internacional se mantienen en niveles bajos.

Segundo, a nivel local los precios de los bienes agropecuarios han mostrado caídas en muchos casos o avances mucho más moderados a los acostumbrados.

Tercero, las tarifas en el sector telecomunicaciones continúan desplomándose.

Cuarto, las tarifas de la electricidad para el sector industrial han mostrado descensos.

Quinto, los precios de la gasolina han observado sus menores avances anuales los últimos dos años en al menos una década.

Sexto, la economía opera por debajo de su sendero de crecimiento de largo plazo, lo cual mantiene las presiones inflacionarias a raya.

Séptimo, los posibles márgenes sacrificados por parte de los productores no han encontrado un espacio para trasladarse a los precios al consumidor debido al punto anterior y a un 'juego de espejos' en el que podrían estar sumidos. Tal juego consistiría en mantenerse renuentes a ser los primeros en ajustar los precios al alza si antes no lo hace uno de sus competidores. Nadie quiere ser el primero en perder puntos de participación de mercado.

Octavo, le doy el beneficio de la duda a un posible ajuste en porciones en restaurantes con alto contenido de insumos importados y no tanto en sus precios.

Noveno, la misma estructura de ingreso de los consumidores cercanos a la canasta que mide el INPC podría no favorecer un traspaso mayor.

Décimo, las presiones inflacionarias asociadas a la debilidad del peso no han mostrado efectos de segundo orden. Es decir, los precios de bienes y servicios no asociados al tipo de cambio no han observado una contaminación.

¿Cuánto tiempo seguirán los factores arriba señalados conteniendo la inflación en niveles cercanos a 3.0 por ciento? Pues quizás este fenómeno podría ya no durar mucho. Baste decir que la tendencia de la inflación este año ha sido claramente al alza, tras la dilución parcial de algunos de los factores arriba señalados y a un más pronunciado traspaso de los efectos inflacionarios de la depreciación cambiaria. En este contexto, la significativa depreciación acumulada hasta ahora podría trasladarse de manera más clara en los siguientes meses. Por ejemplo, en un supuesto de crecimiento económico de 1.8 por ciento para el siguiente año y con un tipo de cambio ligeramente por arriba de los 20 pesos por dólar, podría condicionar una inflación superior a 4.0 por ciento el siguiente año.

Finalmente, es importante señalar que la moderada afectación inflacionaria relacionada con la debilidad del peso mexicano podría ser un fenómeno no-lineal. Es decir, podría alcanzar ciertos niveles o momentos en el que el traslado o afectación sea mucho mayor. Por ejemplo, una vez que los márgenes sacrificados por parte de los productores lleguen a niveles límite en el que se vean forzados a ajustar precios.

El autor es subdirector de análisis de mercados financieros locales en la Dirección de Estudios Económicos de Banamex. Las opiniones expuestas son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la visión de Banamex.

Twitter: @joelvirgen

También te puede interesar:
Alzas de Banxico, ¿qué hemos aprendido?
¿Por qué Banxico elevaría su tasa esta semana?
Elecciones en EU y mercados locales, nada es determinante