Opinión

¿Y las instituciones?

 
1
 

 

Gallery Weekend

Cada año se lleva a cabo la Gallery Weekend en la Ciudad de México; se trata de un evento que busca acercar a galerías, a artistas, a coleccionistas, a patrocinadores y al público en general durante todo un fin de semana. Éste es un formato que lleva mucho tiempo desarrollándose en las grandes ciudades europeas, y que se replicó en la Ciudad de México desde hace cinco años.

Normalmente se lleva a cabo durante septiembre, pero por el terremoto la fecha se aplazó, y finalmente se realizó del 9 al 12 de noviembre.

Durante cuatro días, 34 galerías presentan 41 exposiciones con el trabajo de 98 artistas, ofrecen visitas guiadas, pláticas con artistas, performances, conciertos de música o simplemente cervezas para sus visitantes. La ambición de esta iniciativa es promover y reforzar un circuito artístico en una ciudad tan grande y tan disímil como la nuestra, y –al tratarse de un proyecto privado– fomentar la venta de obra y el coleccionismo a todos los niveles.

En este sentido crearon un programa que se llama Young Collectors, que reúne un catálogo con casi 300 obras que no están en exhibición y que tienen un valor inferior a los dos mil dólares; aunque también hubo exposiciones más alternativas que se presentaron en espacios 'tomados', como una sala de squash en la Santa María la Ribera, así como los Paperworks, una feria de libros de arte, de editoriales independientes, de publicaciones de artistas que se realiza en las instalaciones del museo Tamayo, y que es probablemente el evento más popular y dinámico de esta iniciativa.

Muy a menudo la escena artística es tachada de excluyente pues parece dirigirse únicamente a especialistas en arte o a coleccionistas, y en este sentido este proyecto ha sido 'socialmente' exitoso porque se ha convertido en una actividad asociada al esparcimiento, con el apoyo del Gobierno de la ciudad que apuesta por convertir a la Ciudad de México en un destino cultural, como lo han hecho anteriormente otras capitales latinoamericanas como Buenos Aires y Bogotá.

Hoy en día, Gallery Weekend constituye también un escaparate para presentar y promocionar la obra de artistas jóvenes, pero que a su vez revela las carencias existentes por parte de las instituciones y de los profesionales como son los museos y los curadores, que son parte esencial para su creación. El arte necesita de un complejo entramado académico, teórico, institucional y relacional –no únicamente comercial– para desarrollarse, y la generación de artistas mexicanos reconocidos internacionalmente, y que rige la escena actual, contó con iniciativas y personajes claves para el desarrollo de sus carreras.

En los años 90 y en los 2000, espacios públicos como el museo Carrillo Gil, el Arte Alameda, el Museo del Chopo y las salas del MUCA se dedicaron a mostrar el trabajo de artistas jóvenes, y curadores como Olivier Debroise, Osvaldo Sánchez y Guillermo Santamarina trabajaron tanto de forma independiente como institucional para crear los marcos teóricos y discursivos que sostuvieron ese contexto artístico. La Colección Jumex incluyó desde sus inicios en su programa de adquisiciones y de exposiciones obra de artistas reconocidos de todo el mundo, así como de artistas locales en ese momento emergentes, lo que les permitió relacionarse y posicionarse en circuitos internacionales, a la vez que apoyamos la producción de obra y creamos un programa de becas que formaron generaciones de críticos y de curadores.

Las instituciones públicas y privadas tienen la misión de trabajar de forma conjunta para apoyar a la formación de los artistas jóvenes. La función principal de las galerías es vender arte, y de ninguna forma –ni con marketing ni con redes sociales ni con tours– pueden reemplazar a éstas para asegurar el desarrollo de sus carreras. El arte, que ocupa un lugar preponderante en el desarrollo histórico, tal vez nos advierte sobre un patrón que emerge de un mundo planeado para hacer dinero, y sus procesos naturales nos alientan a pensar y actuar colectivamente, o a pensar en preparar nuestra propia extinción.

También te puede interesar:
La invisibilidad del abuso
Acerca de 'Not Surprised'
De cómo contar una historia