Opinión

¿Y el secretario?

Si se preguntara cuál es el sector de la sociedad con el que más jaleo se ha armado en lo que llevamos de este año, la respuesta sería unánime: los maestros.

Tanto en Oaxaca como en Guerrero –con más notoriedad– no ha habido día en el que no se haya registrado algún incidente con la CNTE y la CETEG.

¿Y quién es el titular de la dependencia que de un modo u otro es cabeza del sector?

Pues el secretario de Educación, Emilio Chuayffet. ¿No le parece?

Y la pregunta que se hace por aquí y por allá es: ¿y por dónde anda el secretario?

A principios de este año anduvo de gira por Yucatán –el 8 de enero– y luego ya no se dejó ver públicamente.

Lo que no se entiende es que haya algo más importante a qué dedicarse que a atender el desastre educativo que hay en particular en esas dos entidades.

¿Y qué le saben?

Vaya maromas las que se ven en el PRD. Un legislador que se apuntaba para ser gobernador, ya no quiere serlo. Y un exgobernador que quería convertirse en legislador, pues simplemente no lo quieren.

En este segundo caso, desde luego que se trata de Leonel Godoy. Resulta que los del PRD dicen que quien fuera brazo derecho de Cuauhtémoc Cárdenas, “pone en riesgo” la elección para el PRD.

Y aquí es donde la puerca torció el rabo. O bien les cae mal a todos o de plano le saben algo que no quieren decir.

¿No lo habrán confundido con su hermano, el prófugo Julio César Godoy? Es pregunta.

La dama gris

Con el sobrenombre de La dama gris se conoce a uno de los diarios más prestigiados del mundo: The New York Times. De acuerdo con Bloomberg, al ejercer sus opciones para convertir en acciones un préstamo que le hizo al diario, Carlos Slim ya es el accionista individual con mayor porcentaje de acciones: 16.8 por ciento.

Pero, nada más para no confundirse, el control del diario sigue en manos de la familia Ochs-Sulzberger que, por el tipo de acciones que controla, mantiene la posibilidad de tener las dos terceras partes del Consejo.