Opinión

¿Y cómo va la
economía global?

Tratando de hacer un balance de lo que está pasando en el mundo en la actividad económica, se destaca en primerísimo lugar el crecimiento de la economía japonesa al primer trimestre, que sorprendió al mundo, con un impresionante 5.9 por ciento anual.

Japón lleva metido en un ancestral problema de deflación sin crecimiento, por lo menos dos décadas. Hace poco más de un año, el primer ministro Abe diseñó una combinación de políticas enfocadas a lograr sacar a esta economía de su añejo letargo.

Del lado de la política fiscal, impulsó una reforma que él mismo resume en tres ejes: “Subir los impuestos al consumo, bajar los impuestos a los ingresos, tanto en empresas como en los individuos, y establecer incentivos fiscales agresivos a la inversión y al empleo por donde se pueda”.

Del lado de la política monetaria, se sacrificó al anterior presidente del Banco Central, quien tuvo que renunciar por “motivos de salud”, para nombrar a un exministro de Hacienda a cargo de la política monetaria; lo que equivale a poner a Lutero a dirigir al Vaticano. Kuroda, el banquero central del Japón, nos anunció hace poco más de un año su programa de expansión monetaria que representa crear yenes en un plazo de dos años por el equivalente al 24 por ciento del tamaño de su economía.

Esto provocó una depreciación del yen, lo que en conjunto a la extrema liquidez, les ha ayudado a incrementar la oferta de crédito en la economía, mantener artificialmente bajas las tasas de interés y ganar artificialmente competitividad para su comercio exterior. Un año después estamos viendo estos resultados.

En Estados Unidos el crecimiento del primer trimestre, de acuerdo al cálculo preliminar ya publicado, fue francamente decepcionante (+0.1 por ciento anual). Los estadounidenses observaron un invierno extremo en enero, en donde por varios días se tuvieron que suspender tanto la actividad comercial como las fábricas por las intensas nevadas. Pero a partir de febrero las cosas están mejorando.

La creación de empleo en abril ya fue de 288 mil plazas, la tasa de desempleo ha bajado hasta 6.3 por ciento y las solicitudes de seguro de desempleo de la semana anterior se ubican en un nivel inferior al que se tenía en 2007, antes de que empezara la crisis. Los indicadores de gerentes de compra de abril nos señalan aceleración en la manufactura y en los servicios. La inflación que hace unos meses se ubicaba en 0.9 por ciento anual, ya tocó ahora 2 por ciento en abril.

En Europa la cifra de crecimiento al primer trimestre es también decepcionante. Alemania crece 3.3 por ciento, pero el resto de la economía del euro se contrajo o está estancada. El mundo espera ahora ver qué medidas va a aplicar el presidente del Banco Central Europeo, Draghi, quien lleva varios meses prometiendo acción. La inflación en la comunidad Euro ronda en una zona peligrosa de deflación: (+0.7 por ciento anual.)

En China, la economía creció 7.4 por ciento en el primer trimestre, pero las cifras recientes están preocupando: las ventas de casas se han desplomado en casi 10 por ciento en los primeros 4 meses, las ventas al menudeo y la producción industrial tienden a desacelerarse. Los analistas globales estamos esperando un nuevo paquete de medidas del gobierno y del Banco Central para apoyar el crecimiento del mercado interno y evitar una crisis hipotecaria.

En México se ha dado en los últimos quince días un debate sobre si estamos o no en recesión, a partir de la publicación de los indicadores cíclicos del INEGI; tema que abordamos la semana pasada. Este 23 de mayo se conocerán las cifras de crecimiento (IGAE) de marzo y las del PIB al primer trimestre, en donde pronosticamos un IGAE de marzo de cerca de 3 por ciento y un PIB de 1.8 por ciento anual.

Las cifras de abril de México están saliendo muy pobres por las distorsión de la Semana Santa. De hecho nuestro Índice Actinver de la Economía Mexicana presentó una variación negativa, pero eliminando las distorsiones estacionales calculamos preliminarmente un crecimiento de 2 por ciento para el IGAE de abril.

Correo: eofarril@actinver.com.mx 

*Director de Estrategia / Actinver