Opinión

Votar asqueado

 
1
 

 

Silvano Aureoles. (Eladio Ortiz)

Las campañas electorales concluyen hoy en todo el país. Los electores tenemos 48 horas para reflexionar por quién votar. La ley nos da dos días de silencio, sin anuncios, ni actos de campaña, ni llamadas de promoción del voto.

En un excelente artículo, Gabriel Zaid –este sábado– se refiere a su voto con el calificativo de “sin ganas”. Zaid nos dice que está resignado a ir a votar, sin entusiasmo y que el domingo optará por personas, no partidos, en un caldo de impunidad y atropellos.

Voté por primera vez en 1985, emocionado por el derecho a sufragar. De ahí vendrían procesos político-electorales centrales en la vida y fortalecimiento democrático de México: 1988, 1991, 1994, 2000.

La campaña de 2015 ha sido la más desagradable y lamentable que recuerdo. Las acusaciones de corrupción y actos indebidos de unos y otros son patéticas: aviones, ranchos, enriquecimiento ilícito, corrupción, golpeadores, narcos y más.

Se reconoce públicamente y sin mayor reclamo que “todos los partidos hacen trampa”. CETEG y CNTE boicotean, saquean, amenazan, vandalizan. El PVEM viola la ley y es perdonado. Partidos de oposición a modo. El presidente del INE se expresa con racismo de un indígena, y contrata a una figura de Guatemala para la foto y pretender que así enmienda el atropello. Surge una iniciativa valiosa como la del 3x3 pero es desdeñada por los candidatos. Aflora un intenso debate entre ciudadanos para no votar o anular el voto, como manifestación y alternativa en contra del sistema partidista y electoral que nos tiene secuestrados. Y por si fuera poco, para cerrar con el gran broche del agravio, la decisión del Ejecutivo de violar la Constitución y cancelar la evaluación de profesores, aniquilando uno de los ejes centrales de la reforma educativa.

No conozco a ningún ciudadano que esté emocionado de ir a votar el domingo 7. La resignación es generalizada. Habrá que votar cumpliendo con nuestra responsabilidad ciudadana; por lo que implica en una democracia; para exigirle cuentas a quienes ganen. En ese contexto, iré a votar con asco e indigestado del sistema político que padecemos.

Twitter: @julio_madrazo

También te puede interesar:
Brasil y China
Nueva Ley de Obra Pública
Existe OHL USA