Opinión

Votantes mexiquenses

   
1
  

  

Gráfica. Prefieren a Josefina votantes del Edomex.

De las tres elecciones en las que se renovará la gubernatura del estado el próximo año, Coahuila, Nayarit y el Estado de México, es muy probable que este último atraiga la mayor cantidad de reflectores.

Se trata del electorado más grande del país con poco más de 11 millones y es el estado del presidente Enrique Peña, por lo que perder la entidad sería un doble golpe rumbo a la elección presidencial de 2018. Además, el actual gobernador, Eruviel Ávila, está montado en la cabalgata de los presidenciables, motivación suficiente para entregar buenas cuentas en los comicios.

El Edomex tiene una historia de alta competitividad electoral. La complejidad del estado lo hace un mosaico de convivencia política, con zonas de dominio histórico para el PRI, y zonas favorables al PAN y a las izquierdas. Con todo, el PRI no ha perdido el control del Poder Ejecutivo estatal. Pero tampoco ha enfrentado una alianza opositora como las que le llevaron a perder otros bastiones este año en estados como Durango, Tamaulipas, Quintana Roo y Veracruz. La posibilidad de que se active una alianza similar en tierras mexiquenses en 2017 es palpable y su materialización podría alterar el balance de fuerzas en la entidad.

Según la encuesta de EL FINANCIERO publicada a principios de esta semana, el PRI es el partido más fuerte con 31 por ciento de las preferencias, frente a 23 por ciento del PAN, 15 por ciento de Morena y 14 por ciento del PRD. Bajo un escenario de alianzas, la ventaja priista de ocho puntos queda reducida a un empate estadístico, en el que PRI-PVEM-Panal se llevan 37 por ciento de las preferencias, mientras que una alianza PAN-PRD atrae 36 por ciento. Morena-PT-Movimiento Ciudadano quedan en tercero con 24 por ciento.

Un dato revelador de la encuesta de EL FINANCIERO es que, añadiendo nombres de posibles candidatos, Josefina Vázquez Mota como abanderada de una alianza PAN-PRD obtiene 42 por ciento de la intención de voto, mientras que Alfredo del Mazo, el priista mejor posicionado por el momento, obtiene 32 por ciento. La diferencia es de 10 puntos.

Estos datos indican que los partidarios del PRI representan un sólido tercio del electorado estatal, un tercio fiel y que difícilmente se mueve dependiendo del escenario de competencia, pero que está lejos de aquel 65 por ciento del voto que obtuvo Eruviel Ávila en la elección de 2011. Los datos de la encuesta también muestran que el voto antipriista se puede atomizar o unificar, y que al unificarse abre una posibilidad real de alternancia en el estado.

Los electores que apoyan a cada una de las opciones políticas definen muy claramente varias líneas de competencia en la entidad. Según la encuesta de EL FINANCIERO, el PRI cuenta con su mayor apoyo entre el electorado mayor de 50 años de edad, mientras que una alianza opositora PAN-PRD se desempeña mucho mejor entre los jóvenes menores de 30 años. La contienda por la gubernatura sería una confrontación de generaciones.

El estudio también revela una clara diferenciación de preferencias según la escolaridad. Los seguidores del PRI son más numerosos entre los electores con niveles de educación básica, mientras que las oposiciones son más populares entre los electores con un mayor nivel educativo.

El electorado apartidista representa 42 por ciento del total y la disputa por ese segmento no comprometido inicia a favor de la oposición. Por cada voto que dan al PRI, los apartidistas dan dos votos a una alianza opositora, si la hay.

El problema número uno en la entidad es la seguridad pública, con 66 por ciento de menciones en pregunta abierta. Según la encuesta, quienes reportan haber sido víctimas de delitos son el 17 por ciento, aunque 25 por ciento dice que algún familiar lo ha sido y 9.0 por ciento ambos. En total, 51 por ciento reporta alguna experiencia con la delincuencia en la entidad. Entre ellos, la competencia electoral es más cerrada e incluso se decanta a favor de la alianza opositora, con Vázquez Mota como abanderada.

Esta mirada temprana a lo que serán los comicios del próximo año en el Edomex ya dice mucho. Habrá que ver cómo evolucionan las preferencias ante las decisiones que tomen los partidos sobre alianzas y candidaturas.

Twitter: @almorenoal

También te puede interesar:

Absoluciones políticas
Crisis de encuestas
De escépticos y encuestas

>