Opinión

Volverse digital

Pregunta: Tengo 18 años y planeo empezar mi propio negocio mientras estudio en la universidad. No tengo antecedentes en programación computacional, pero he notado que muchas empresas incipientes están basadas en la tecnología. ¿Qué debería hacer para realizar mi sueño de convertirme en emprendedor?

— Shaurya Jain

Respuesta: Shaurya, es grandioso oír que te inclinas por iniciar tu propio negocio y que has estado analizando cuáles industrias tienen más potencial. Los centros tecnológicos como Silicon Valley y Tech City, en el este de Londres, están atrayendo a personas como tú de todo el mundo; individuos en el camino de convertirse en emprendedores.

No has mencionado tu idea o área de interés –se pueden encontrar empresas incipientes de tecnología de la información en casi todas las industrias– pero quizá no estés en esa etapa todavía. Así que empecemos por el principio.

Si imaginas crear una aplicación o un negocio que de otro modo esté basado en la programación, tendría sentido que dominaras los aspectos básicos mientras estás en la escuela. Aprender a programar era bastante sobrecogedor, pero ahora hay muchas opciones que hacen más fácil este proceso. Codecademy (una compañía en la cual invertí) ofrece una experiencia enfocada en el usuario que se basa en un conjunto de módulos que podrías fácilmente combinar con tus estudios. Otras soluciones que pudieras revisar incluyen Udacity, Girl Develop It y Code Racer, por mencionar algunas. Cualquiera que sea el camino que sigas a largo plazo, estas habilidades serán benéficas para ti; en Virgin estamos alentando a nuestros empleados a que intenten programar, ya que cada vez es más útil.

Pero si no tienes facilidad para la programación, no hay problema; puedes trabajar con colegas que sí la tengan. Mientras tanto, deberías enfocarte en desarrollar tus habilidades en las áreas en que destaques. Por ejemplo, dado tu interés en el emprendedurismo, podrías considerar unirte a organizaciones que ofrezcan ayuda en el aprendizaje de los elementos básicos para iniciar un negocio.

Cuando empieces a sopesar ideas para tu empresa, no te limites a aplicaciones y soluciones de tecnología de la información. Una idea grandiosa es una idea grandiosa, sin importar en qué sector sea. Nosotros lanzamos una de nuestras organizaciones sin fines de lucro más nuevas, Virgin StartUp, con la intención de ayudar a los emprendedores novatos a florecer a través de préstamos con bajos intereses y con un programa de asesorías. Muchas de las empresas a las que hemos ayudado no están para nada basadas en software; están siendo lanzadas por panaderos, peluqueros y diseñadores de modas. Una idea innovadora que captó mi atención fue la presentación de Intrepid English, una empresa donde una maestra, Lorraine Venables, ofrece cursos de inglés a parlantes no nativos, hechos a la medida de los requerimientos específicos de cada estudiante.

Tarde o temprano, darás el salto; ¡y suena a que será pronto! La fase de inicio es donde la industria de la tecnología de la información ofrece algunas ventajas reales en tu caso, ya que esas empresas pueden ser muy ágiles. Lo que ofrecen puede adaptarse con bastante rapidez a nuevos mercados o ser modificado para reflejar un cambio en el énfasis, y eso en sí mismo ha ayudado a permitir el desarrollo de una cultura de emprendedurismo nueva y más flexible. Ahora parece aceptarse más que antes que los emprendedores cometerán errores sobre la marcha; que no todos los proyectos funcionan y en ocasiones se tienen que abandonar. Todo es parte del proceso.

Finalmente, la posibilidad de empezar tu negocio desde el escritorio en tu dormitorio o en la mesa de la cocina de tus padres quizá sea lo mejor en tu situación, en parte porque tus gastos generales serían muy bajos.

Esto te daría más tiempo para encontrar inversionistas, obtener capital y reclutar empleados o socios; bien pudiera ser tu receta para el éxito.

Shaurya, es maravilloso que ya tengas idea de donde radican tus intereses, y estés haciendo planes para el día en que lances tu negocio. No te desalientes si tu primera idea no funciona o incluso la tercera. Todos empezamos como principiantes. Las personas exitosas simplemente están más adelantadas en sus carreras.

Si lo intentas una y otra vez, cuando tengas éxito, tu empresa se unirá a la lista de organizaciones prósperas que fueron iniciadas por personas que no tenían experiencia en negocios; personas como Jack Dorsey y Mark Zuckerberg. Ellos simplemente hicieron el intento y terminaron impulsando un verdadero cambio en su industria. ¡Tú pudieras ser quien sigue!