Opinión

Volatilidad cambiaria y sus efectos erosivos sobre las empresas

 
1
 

 

dólar

Por: Nicolás Olea.

Socio Líder de Asesoría en Administración de Riesgos Financieros de KPMG en México.

La paridad cambiaria del peso con respecto a otras divisas representa un posible riesgo que no depende de las empresas y, por ende, no se tiene control sobre él, pero su efecto nos puede afectar adversamente de distintas maneras.

En tiempos de volatilidad cambiaria es importante que la Alta Dirección identifique cuáles son los efectos que esto provoca en sus empresas, para que una vez realizado este proceso busquen los mecanismos más apropiados para protegerse.

Tradicionalmente, se usan los instrumentos derivados que las empresas contratan para transferir el riesgo a una o más contrapartes. Por otro lado, también es posible que las empresas identifiquen los instrumentos primarios que pueden funcionar como escudos naturales, aquellos que las organizaciones tienen como activos o pasivos, como medio para sortear los efectos de la volatilidad.

Moneda funcional

Un punto fundamental que deben atender las empresas para aprovechar las coberturas naturales es definir su moneda funcional, que es la moneda preponderante del medio económico en el que operan. Existen múltiples entidades cuya moneda funcional es el peso; sin embargo, tienen ciertas actividades no preponderantes en las que generan dólares u operan con subsidiarias domiciliadas en el extranjero, las cuales tienen monedas funcionales distintas al peso.

Son precisamente estas entidades las que suelen contar con escudos naturales cambiarios, solo que sus estados financieros no los muestran y, por ende, ven castigado el precio de sus acciones o degradada su calificación crediticia, entre otras repercusiones.

En el desempeño o estado de resultados, los efectos de una depreciación cambiaria de la moneda funcional (asumiendo que esta es el peso mexicano) ante el dólar, generan un costo. Por ello, las organizaciones deben contar con una efectiva gestión de riesgos cambiarios que ayude a preservar el valor de los activos y evitar, al mismo tiempo, un incremento de los pasivos en términos de la moneda funcional de la entidad.

Al presentarse una depreciación del peso ante el dólar, el estado de resultados captura de manera inmediata el efecto devaluatorio por fluctuación cambiaria inversa, mientras que los beneficios antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (Ebitda, por sus siglas en inglés) empiezan a responder a mayores ingresos convertidos en pesos, mas no en la misma proporción.

La designación del total o parte del pasivo denominado en dólares como instrumento de cobertura natural de las exportaciones denominadas en dólares, brinda la posibilidad (contable) de no afectar el desempeño y guardar los efectos adversos en otros resultados integrales (ORI), que mientras se perfeccionan las ventas se reciclarán hacia los resultados, logrando así un enfrentamiento cambiario congruente.

Encontrar o diseñar las coberturas naturales es un ejercicio de introspección en toda la organización que requiere la formalidad de designar coberturas con instrumentos financieros primarios como inmunización contable inmediata, que puede ser utilizada por sí misma o en conjunto con la contratación de derivados.

Bajo estos esquemas se opera de acuerdo con las Normas de Información Financiera (NIF) de México y las Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS, por sus siglas en inglés), lo que garantiza adherencia a esta normatividad contable ante nuestros grupos de interés.

En el caso de los riesgos cambiarios, las empresas deben realizar una definición corporativa de su moneda funcional y de la magnitud de la exposición cambiaria, que puede ser compensada a través de instrumentos financieros primarios denominados en dólares, funcionando así como una cobertura natural (sin uso de derivados), que neutralice la erosión del desempeño y la situación financiera de la entidad.

Nota: las ideas y opiniones expresadas en este escrito son del autor y no necesariamente representan las ideas y opiniones de KPMG en México.

También te puede interesar:

El desafío de retener a distintas generaciones

La importancia del reporte financiero al tomar una decisión de inversión

Las redes sociales en la gestión patrimonial