Opinión

Visita papal: resaca y tareas pendientes

1
  

  

Papa. (Cuartoscuro)

Con la atención mediática puesta prioritariamente en la cobertura de la visita de Francisco a México, quedará pendiente la revisión de asuntos que se vieron opacados por el viaje papal.

¿Por qué mataron a la reportera Anabel Flores? Para variar, el gobierno de Veracruz ha sido el primero en crear confusión sobre los posibles móviles de ese asesinato, ocurrido hace diez días.

La reputación de Anabel Flores fue puesta en duda por la Fiscalía veracruzana horas después de darse a conocer el plagio en Orizaba. Luego el gobernador Javier Duarte dijo que la reportera había hecho denuncias con pseudónimo, y ahora el dueño del diario El Buen Tono
–quien se hace retratos con armas de alto poder–, donde alguna vez colaborara la informadora, dice que era ella quien repartía los pagos, y las amenazas, de los narcotraficantes. ¿Por qué mataron a Anabel Flores?

¿Por qué el gobierno de El Bronco decide acusar de homicidio a funcionarios de penales en Nuevo León? El gobernador Jaime Rodríguez Calderón no se anduvo con medias tintas. Luego de la muerte de 49 personas en la cárcel de Topo Chico ha acusado a Gregoria Salazar, directora de ese penal, y a Jesús Fernando Domínguez Jaramillo, subcomisario de Administración Penitenciaria, de homicidio y abuso de autoridad.

Está claro que Salazar y Domínguez permitieron en Topo Chico toda clase de irregularidades y privilegios, pero de ahí a que sean acusados de homicidio calificado suena a que El Bronco no busco quién la hizo sino quién la pague.

Y sobre el mismo tema: ¿Por qué hubo en la opinión pública aparente sorpresa al publicarse los lujos que había en Topo Chico? ¿De dónde surge ese azoro cuando llevamos años de escuchar a especialistas como Elena Azaola denunciar la terrible situación de las cárceles, incluidas las de la Ciudad de México? La fuga misma del Chapo del Altiplano dio una pista de qué tan podrido están nuestros sistemas carcelarios. ¿Entonces? ¿Por qué la sorpresa?

¿Debería o no haber preocupación ante el brote de influenza? En diversos estados hay un rumor de que se han disparado los casos. Así que mientras hablamos mucho (y con justificación) sobre el Zika, en los medios quizá también deberíamos estar monitoreando las cifras sobre las influenzas.

¿O sea que el problema de México se llama Pemex? Si el macizo del recorte de gasto será en la petrolera, 100 mil millones de los 132 mil considerados, entonces, ¿no hay de verdad margen para optimizar la operación/gasto de todo el gobierno federal y con rebanar a Pemex la quinta parte de su presupuesto estamos del otro lado? ¿Ahorita que están de moda los guaruras, no hay de verdad gastos suntuosos en camionetas, escoltas, logísticas, viáticos, pasajes de primera clase, banquetes, edecanes, etcétera, etcétera, en el gobierno federal? Ufff, qué suerte contar con Pemex para ponerle una apretada draconiana, si no, qué haríamos.

¿Qué habría pasado si el Papa hubiera hablado de Ayotzinapa o hubiera visto a los padres de los desaparecidos? ¿Habríamos visto portadas que dijeran: “Argentino que lleva cuatro días en México ya se siente experto en justicia”?

¿Qué habría pasado si el Papa hubiera hablado de los curas pederastas en suelo mexicano y no en el vuelo de regreso? ¿Sus anfitriones (los que tienen sotana y los que tienen dinero) le habrían hecho malas caras? ¿La procuradora general de la República le habría pedido denunciar?

Son dudas en la resaca de seis días que seguro conmovieron a algunos creyentes, pero que en otros dejaron embotamiento por tanto exceso mediático, y hartos temas pendientes.

Twitter: @SalCamarena

También te puede interesar:
UNAM, rescatar un pedazo de cielo
#LordMeLaPelas y Nemer, el 'Mirreynato' peñista
"El Bronco", a la lona en el primer 'round'