Opinión

Virtuoso vendió 420
mdd en cinco días

 
1
 

 

Virtuoso Travel Week. (https://virtuosomeetings.virtuoso.com/VirtuosoTravelWeekTours.aspx)

Hace unas semanas se llevó a cabo en Las Vegas el Virtuoso Travel Week (VTW), un evento impresionante por varias razones, pero principalmente por la organización, por la cantidad de asistentes (que pagan por estar ahí) y por el nivel de ventas que alcanza.

Virtuoso es –según se describe a sí misma– una red de agencias de viajes líder en el mundo especializada en lujo y turismo vivencial.

Esto es, se dedica únicamente a atender al segmento premium del turismo mundial, por lo que cuenta con 391 agencias de viajes asociadas, con 753 oficinas en 40 países y más de once mil 400 asesores de viajes, así como con mil 700 proveedores de viajes, entre los cuales se encuentran hoteles, spas, cruceros, tour operadores, ferrocarriles, líneas aéreas y proveedores de especialidades, entre otros.

Esta compañía privada fue fundada por Matthew Upchurch, quien asegura que, a nivel global, su red de agencias facturó un total de quince mil 500 millones de dólares el año pasado, cifra superior a lo que captan cada año por turismo extranjero la mayoría de los países del mundo.

El Virtuoso Travel Week se lleva a cabo cada año en esa ciudad de Estados Unidos y en realidad es una gran fiesta de lujo y glamur, a la que asisten más de cinco mil convencionistas (este año la cantidad exacta fue de cinco mil 257), los cuales pagan una cuota por participar en el encuentro. Y, aunque Virtuoso rechazó informar cuánto es lo que paga un asistente (lo cual varía, dependiendo principalmente del hotel que se elija), en realidad el agente de viajes que consiguió una habitación en el Bellagio (hotel sede) pagó 350 dólares. Esta cuota resulta una ganga por dormir cinco noches en este famoso hotel, además de que también se incluía la entrada a las diferentes conferencias que se ofrecieron a lo largo de la semana. Claro que para los proveedores el precio era mucho más alto, pero lo pagan con tal de participar del negocio.

Sin embargo, además de ser este encuentro sibarita, quizá lo que más caracterice al VTW es que se trata de una bacanal de citas de negocios, donde estos más de cinco mil convencionistas, unos que venden y otros que compran, se dedican desde muy temprano y durante horas a desahogar su agenda de encuentros preestablecidos con clientes ya conocidos o con algunos nuevos.

Para tener un punto de comparación, podemos ver que, mientras a este congreso llegan más de cinco mis participantes, al Tianguis Turístico
–principal evento turístico de México– que este año se llevó a cabo en Guadalajara, llegaron nueve mil. Es decir, al VTW asisten más de la mitad de los que participan en un Tianguis, sólo que la gran diferencia estriba en que el TT se trata del evento de todo un país, en tanto que el Virtuoso Travel Week es el evento privado de una sola empresa.

Bueno, pues según informó la propia compañía, este año, durante la semana que duró el encuentro en Las Vegas, se alcanzaron ventas por 420 millones de dólares, nada mal para unos cuantos días en la capital mundial del juego y sin pasar por el casino (eso ya sería aparte del negocio).

La empresa también comenta que no cualquiera puede formar parte de Virtuoso, pues tiene que cumplir con una serie de requisitos para garantizar un grado de calidad y servicio. Pero de nueva cuenta rechaza comentar cuánto le cuesta a una agencia de viajes formar parte de su red (como que eso de la transparencia no es lo suyo, pero eso a nadie le debe importar al tratarse de una empresa privada y no de un organismo gubernamental).

No obstante, también supimos que la cuota que una agencia le paga a Virtuoso por usar su sello, depende del nivel de ventas que se alcance, pero podemos hablar de un promedio de seis mil a siete mil dólares al año.

Le pregunto a uno de los asistentes: Roberto Rodríguez Puente, director general de operaciones de Viajes Le Grand, una de las principales agencias de Monterrey, si vale la pena pagar una cuota que pudiera resultar alta, a lo que me contesta que, sin duda, vale la pena, ya que ese dinero sale de las comisiones que reciben por vender productos Virtuoso. Y da un dato que ejemplifica bien lo que quiere decir: de enero a agosto, su agencia incrementó en 14 por ciento sus ventas totales –con respecto al mismo periodo de 2015–, pero de este aumento 33 por ciento fue únicamente por la venta de productos Virtuoso. Y estamos hablando de sólo turismo de lujo.

Correo: garmenta@elfinanciero.com.mx

También te puede interesar:
Desacelerará el turismo mexicano
¿En qué se han gastado el dinero?, pregunta Pablo Azcárraga
"A mí esas cosas de grupos no me interesan"