Opinión

¿Videgaray cargó con el muerto de Pemex?

 
1
 

 

ME. ¿Videgaray cargó con el muerto de Pemex?

En diciembre el gran campo petrolero Cantarell entregó aproximadamente cinco millones de dólares diarios a México, 95 millones menos que hace unos diez años.

En esos días nadie le habría puesto atención. El escándalo de pagar operaciones quirúrgicas de su esposa presuntamente con dinero de Pemex resultó un banquete para los noticiarios transmitidos hace poco más de diez años. Fue un “uppercut” a la quijada de Vicente Fox, el presidente que “tiró” al PRI.

Pero Raúl Muñoz Leos fue el director de Pemex que consiguió que los campos petroleros de Cantarell produjeran 2.1 millones de barriles diarios en 2003. Casi lo mismo que hoy produce todo México.

Fox entregó al presidente sucesor Felipe Calderón una producción diaria de 1.4 millones de barriles diarios en 2006 en esos yacimientos.

Calderón al actual presidente Enrique Peña Nieto se la dejó en 0.4 millones de barriles diarios en 2012. En 401 mil barriles por día.

En diciembre 2015, Cantarell produjo 164 mil barriles diarios. Las cifras son oficiales, del Sistema de Información Energética de la Secretaría de Energía.

Hoy sólo nos da pues, en volumen, un 8.0 por ciento de lo que otorgó en días de Fox y Muñoz Leos. Si fuera mango, nos queda ese restito que a veces le arrancamos al hueso con los incisivos.

Es justo así como ahora José Antonio González Anaya con un presupuesto recortado intentará sacar lo que queda de Cantarell. Sus “dientes” son de nitrógeno. Son contratos que le obligan a pagar más de nueve mil millones de pesos de aquí a 2027, para comprar ese gas que inyectan en yacimientos petroleros para empujar crudo hacia la superficie.

Sólo en 2015, Pemex debió pagar mil 489 millones de pesos por el nitrógeno que necesitó Cantarell. Este año desembolsará al menos 969 millones más. En enero, la petrolera firmó otro contrato adicional, no es público el monto que pagará por esa nueva provisión.

Soplar y soplar al yacimiento para que saque el líquido. Pese a ello, si la inercia continúa, al cierre del año producirá diariamente unos 110 millones de barriles que al precio de hoy valen unos 2.8 millones de dólares. Para una persona eso es una pequeña fortuna. Para Pemex eso es, en términos prácticos, nada.

¿Y a mí qué? Cantarell fue el vicio que nos volvió improductivos. Dio tanto dinero que el sistema fiscal soportó que casi nadie pagara impuestos.

Su caída motivó la reforma fiscal que le costó a Luis Videgaray prácticamente todo su capital político. El poderoso secretario de Hacienda que el público percibió como el cerebro en el gobierno al inicio de la administración, ya no aparece entre los “presidenciables”.

Amén de cualquier escándalo, la gente le cobró a él la eliminación de deducciones y el aumento en el pago del Impuesto Sobre la Renta.

El año pasado, durante la reunión regional del Foro Económico Mundial en la Riviera Maya, platiqué con el dueño de una poderosa cadena de tiendas departamentales. Él, sentado a un par de mesas del secretario, criticaba con coraje que ya no le permitieran deducir las inversiones de su compañía. Dos meses antes una nota periodística reveló que el funcionario había comprado una casa en Malinalco al polémico Grupo Higa, pero el empresario nunca mencionó esa noche asuntos relacionados con el patrimonio personal de Videgaray.

Nadie le pondrá atención, pero el actual secretario de Hacienda podría presumir que durante su gestión los "ricos" aumentaron el pago de sus impuestos. En 2012 la quinta parte más próspera de la población del país pagó 64 centavos de cada peso recaudado por el gobierno. En 2015, 71 centavos: http://bit.ly/1VmUW3R

Videgaray leyó a tiempo la caída de los ingresos petroleros, sabía que bajaría la producción independientemente de los precios y empujó la reforma fiscal urgente, que no óptima. Pagó el costo político. ¿Cargó él con el muerto de Pemex, con Cantarell?

Twitter: @ruiztorre

También te puede interesar:
Pemex depende de la humildad de sus ingenieros
La gasolina es de 'El Diablo'
La luz cuesta 171 pesos mensuales