Opinión

VidCon 2014: El futuro (paralelo) que nos alcanza

Hace unos días estuve en VidCon, la convención más grande de youtubers del mundo. El evento ocurrió en Anaheim, California, y asistir fue, para mí, como transportarme a un universo paralelo… y profundamente desconocido (¿ustedes conocen a Tyler Oakley, a Zoella, a The Fine Brothers?).

Era yo apenas una entre aproximadamente 18 mil asistentes, la inmensa mayoría jóvenes americanos y blancos de entre diez y 20 años. Había otros papás y mamás, casi todos tan perdidos y alucinados como yo. Padres y madres, cuarentones y cincuentones, agradecidísimos con Penguin, casa editorial que tuvo la gentileza de montar un salón grande con sillones muy cómodos en el que podíamos dedicarnos a leer y a esperar a nuestros 'niños' mientras éstos y éstas participaban en las distintas actividades del evento y nos texteaban que no querían vernos (“más tarde mamá”, “ahorita no puedo” y así).

Hordas de chicos y chicas insistiendo en llegar a las cinco de la mañana para hacer colas de cuatro horas y mucho más para obtener el autógrafo y tomarse una foto con su youtube celebrity favorito. Grupos enormes de jóvenes convertidos en manadas salvajes persiguiendo a las estrellas que, de pronto, aparecían entre los gourmet food trucks (frente a los cuales también había que hacer colas enormes para comprar una limonada, unos tacos sofisticados o una hamburguesa súper original preparada por unos chicos ingleses).

También: conciertos, sesiones de preguntas y respuestas, dos mostradores en los que se vendían camisetas y posters celebrando el 'nerdismo', y paneles interesantísimos. Entre estos últimos, uno sobre “Educación y entrenamiento” en el que chicos y una chica que hacen videos educativos sobre ciencia, historia y todo lo imaginable respondieron –con una brillantez y capacidad de síntesis excepcional– a preguntas en un panel en el que no había presentaciones (¡ni de cinco minutos!). En ese panel participó John Green, quien me dejó fascinada con su inteligencia como navaja y con cosas como: “hey, guys, let’s stop pontificating and do something concrete so next year in panels like these it is not only white, upper-middle class people like us who get to participate”.

Por cierto, para ser invitado especial de VidCon –presentador, panelista y cosas así– hace falta tener un canal de YouTube con, al menos, un millón de seguidores. Se los cuento, para que vean de qué va la cosa. En particular, para aquellos que quieran participar como algo más que público en general.

VidCon es una iniciativa de Hank y John Green (mega-global-celebrity, este último, gracias a su libro The Fault in our Stars, ahora convertido en película: Bajo la misma estrella) creadores de Vlogbrothers, un canal de YouTube en el que presentan semanalmente un videoblog, muy inteligente y exitosísimo. Además de ese canal, los hermanos Green han desarrollado otras videoiniciativas, entre las que destaca un canal fantástico de videos educativos: https://www.youtube.com/user/crashcourse

En su primera edición (2010), VidCon contó con unos mil 400 participantes, mismos que se pagaron cada uno su viaje y se reunieron en el sótano de un hotel en Century City. Para la quinta edición la congregación de audiencias, creadores –la mayoría amateurs que empezaron a hacer pequeños videos y a compartirlos en YouTube desde su sala o su recámara, con su 'compu' o su teléfono celular– y representantes de la industria de los videos difundidos en YouTube había crecido casi 18 veces.

No sé si todo esto sea el futuro completo, pero estoy segura que es una parte (ya) muy importante del presente de millones de jóvenes, y del futuro de ellos y de nosotros. Importante participar y seguirle la pista a este universo. Importante, entre otras cosas, porque al menos en VidCon 2014 no había un solo mexicano o latinoamericano como special guest.