Opinión

Victoria del PAN

    
1
 

     

jvm

Ya conoce usted los resultados de las elecciones del domingo. Gana el PRI el Estado de México, el PAN gana Coahuila (en el conteo rápido del IEC), y en Nayarit gana la alianza PAN-PRD. Esta misma alianza gana más de la mitad de los municipios de Veracruz (112, de 212) frente a 43 de PRI-PVEM, y 18 de Nueva Alianza. Morena termina en cuarto lugar en este indicador, con 17 municipios, pero incluyendo Xalapa. En porcentaje de votos, PAN-PRD obtiene poco más de 32 por ciento, contra 18 por ciento del PRI-PVEM y 17.3 por ciento de Morena.

Hace seis años, el PRI había ganado el Estado de México y Coahuila por más de 30 puntos. Ahora gana el primero por tres y, según el conteo del IEC (el mejor indicador, no el PREP), pierde Coahuila por un par de puntos. Es una tragedia para el PRI, que no es definitiva porque alcanzaron a sacar el estado. Para Morena también es una tragedia, porque no pudieron ganar la única entidad en que eran competitivos. Son tercero o cuarto lugar en las otras tres elecciones. Obtuvieron 30 por ciento del voto en Edomex, no muy diferente del 28 por ciento que la izquierda promediaba en los últimos diez años.

Así, aunque la campaña del PAN en el estado haya sido un fracaso absoluto, en la lógica de 2018 el gran ganador es Acción Nacional. Sus dos competidores perdieron, mientras este partido logró ganar tres de cuatro elecciones. Es claro que si hubiese ganado Edomex habría sido juego perfecto, pero hace ya un par de meses que esa posibilidad había desaparecido, como era del conocimiento público a través de las encuestas. Precisamente por eso me pareció una gran idea anunciar las pláticas para un frente amplio encabezado por PAN y PRD hace un par de semanas, aunque la mayor parte de los colegas opinaron diferente.

También en la evaluación de este domingo parece que voy solo. Algunos tienen tanta obsesión con AMLO que no se dan cuenta de que es incapaz de ganar elecciones, y la del Edomex es una derrota costosísima para él. Otros están tan concentrados en el Estado de México, que no se han dado cuenta de que el PRI gobierna ahora sólo 14 estados contra 13 del PAN (nueve solo, cuatro en alianza con el PRD. Hace un par de años, eran cinco). Finalmente, al interior del PAN, los seguidores de Margarita Zavala han decidido enfocarse en magnificar la derrota en Edomex para hacer el último esfuerzo por la candidatura presidencial. Se atribuye a Winston Churchill la frase de que, en política, los adversarios están enfrente, los enemigos detrás. Es más cruenta la batalla dentro del partido que frente a los otros. Sería muy mala idea del PAN llevar a Margarita como candidata. No tengo opinión sobre la persona, sino sobre el personaje: no transmite, no tiene discurso, no emociona. Y ya es claro que no se puede ganar una campaña con ese tipo de candidatura.

En este momento, Acción Nacional tiene una posición de arranque para 2018 como no había tenido nunca. Incluso en Estado de México no está peor que hace seis años. Es indudable que si logra construir una alianza con el PRD, las posibilidades de triunfo crecen significativamente, e incluso pueden ayudarle a este último partido a mantenerse en el gobierno de la Ciudad de México. Pero aun si esa alianza no cuaja, el PAN, y Ricardo Anaya a su interior, inician con ventaja.

Faltan 13 meses y va a pasar mucho. Nadie ha ganado 2018 todavía. De aquí a septiembre se renuevan los partidos. Hay que abrir la mirada.

Profesor de la Escuela de Gobierno, Tec de Monterrey.

Twitter: @macariomx

También te puede interesar:
Un futuro extraño
Siglo de estancamiento
Velocidad de los precios