Díaz de León, más ‘halcón’ que Carstens
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Díaz de León, más ‘halcón’ que Carstens

COMPARTIR

···

Díaz de León, más ‘halcón’ que Carstens

20/12/2017
1
 

 

Banxico
,

En el estreno de Alejandro Díaz de León como gobernador, el Banco de México no sólo adoptó una postura más hawkish (‘halcón’) respecto a la que tenía con Agustín Carstens, sino que comunicó un nuevo mensaje al mercado.

“Mientras los analistas del mercado debatían si el Banxico subiría o no su tasa de interés de referencia, los integrantes de la Junta de Gobierno discutían en cuánto aumentarla”.

Esa fue la lectura de Santiago Fernández, subdirector de Análisis Económico de Intercam, sobre la decisión de política monetaria del jueves pasado, en la que el Banco Central elevó la tasa de interés en 25 puntos base, a 7.25 por ciento.

Además de esa decisión, la primera por mayoría después de tres por unanimidad, el comunicado del Banxico reveló que “un miembro (de la Junta) votó por incrementar el objetivo para la tasa de interés de referencia en 50 puntos base”.

Eso nos da un panorama de cuál es el sentimiento que se tiene en el Banco Central sobre los riesgos para la inflación, que son altos, por lo que la Junta está dispuesta a tener una postura agresiva, agregó Fernández.

La decisión del Banxico estuvo en línea con las expectativas que tenía la mayoría de los analistas en la encuesta de Bloomberg.

“La sorpresa vino más por las razones o los argumentos que presentaron los miembros de la Junta para respaldar la decisión de aumentar la tasa en 25 puntos base”, dijo Felipe Hernández, economista para Latinoamérica de Bloomberg Intelligence.

También fue sorpresa que uno de los cuatro integrantes de la Junta –el subgobernador ‘halcón’– votó a favor de un incremento de 50 puntos base, añadió el analista.

El principal argumento del Banxico para subir la tasa a 7.25 por ciento es el “deterioro” en el balance de riesgos para la inflación, con lo que el panorama inflacionario “se ha tornado más complejo”, según su comunicado.

Incluso, ha aumentado el pesimismo de la Junta sobre el tema, pues anticipa un cierre para la inflación general anual en 2017 mayor a la cifra de 6.63 por ciento en noviembre.

Esa es la razón por la que el Banco Central “prevé que la convergencia (de la inflación) al objetivo de 3.0 por ciento sea más lenta que la que se anticipaba”.

Así, se confirma que en los últimos meses hubo un mensaje prematuro del Banxico sobre el fin del ciclo alcista de las tasas de interés.

Después de la decisión del jueves pasado, la Junta de Gobierno dejó abierta la posibilidad de reanudar el ciclo de alzas de las tasas o de iniciar uno nuevo, al considerar que el comportamiento de la inflación no es congruente con la convergencia al objetivo.

Tan es así que Citibanamex y Banorte, entre otros bancos, modificaron su pronóstico y ahora esperan un incremento adicional de 25 puntos base en la reunión del 8 de febrero de 2018, que llevaría la tasa de referencia a 7.5 por ciento.

Antes de la decisión de política monetaria, 56 por ciento de los analistas encuestados por Citibanamex consideraba recortes de por lo menos 50 puntos base durante 2018.

Ahora, 75 por ciento de ellos espera un incremento en la tasa durante la primera mitad del año que está por iniciar.

En términos de comunicación, el Banco Central envió una serie de mensajes al mercado: su Junta de Gobierno está pesimista sobre el comportamiento de la inflación, lo que amerita mantener una postura monetaria restrictiva.

Además, se podrían requerir aumentos adicionales de la tasa de interés, por lo que no ha finalizado el ciclo de alzas o, en todo caso, hay uno nuevo.

La Junta de Gobierno está consciente de que un mensaje equivocado al mercado le puede restar credibilidad al Banxico.

,

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
¿Se puede suspender la reforma energética?
SHCP-Banxico, el ‘cambio de guardia’
Peso, ¿el ganador de la quinta ronda?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.