AMLO: 1954-70 vs. 2018-24
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

AMLO: 1954-70 vs. 2018-24

COMPARTIR

···

AMLO: 1954-70 vs. 2018-24

04/04/2018
Actualización 04/04/2018 - 8:26

En la entrega anterior se anotó en este espacio: “AMLO ignora que las condiciones económicas de los años del ‘desarrollo estabilizador’ no corresponden con las actuales”.

Andrés Manuel López Obrador propone, de ganar la elección presidencial, replicar el modelo económico de ‘desarrollo estabilizador’, que estuvo vigente de 1954 a 1970, para crecer 4.0 por ciento y alcanzar tasas de 6.0 por ciento durante el próximo sexenio.

Algunos lectores preguntaron al reportero “por qué no debería dar el mismo resultado ahora” y “en qué sentido no corresponden las condiciones de esos años a las actuales”.

La principal diferencia es que en los años del ‘desarrollo estabilizador’ México tenía una economía cerrada y un mercado interno protegido.

En la carta que AMLO dirige a los inversionistas y empresarios nacionales y extranjeros, que hoy publica EL FINANCIERO, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia abunda en el tema:

“No es nuestro propósito, desde luego, revivir un modelo del pasado y aplicarlo de manera mecánica; pretendemos retomar las lógicas que funcionaron, ajustarlas a las condiciones actuales y aplicarlas con una visión política distinta, de pleno respeto a los principios democráticos y a la legalidad, en un entorno en el que deben tomarse en cuenta factores tan diversos como la inserción de México en la globalidad, el surgimiento de una nueva generación de derechos individuales y sociales y una vertiginosa transformación tecnológica”.

Actualmente, México tiene una economía abierta y es uno de los países más comprometidos con la apertura comercial, que no significa comercio sin reglas y normas.

Contribuir al desarrollo de la economía mexicana a partir del libre comercio no está reñido con fortalecer el mercado interno.

De hecho, el libre comercio debe extender sus beneficios, de la manera más amplia posible, al interior de la economía.

El proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte ofrece la oportunidad de avanzar en esa dirección.

Sobre tal proceso, AMLO señala en su carta que “reiteramos nuestra disposición a renegociar el TLCAN, pero consideramos conveniente que la firma de los nuevos acuerdos se realice después de las elecciones del 1 de julio para hacerlo en condiciones de equidad, dar margen a la construcción de consensos en nuestro país y proteger a los sectores productivos de México.

“Asimismo, creemos que en el nuevo acuerdo deben estar incluidos asuntos de gran relevancia como la fijación de salarios justos y las reglas migratorias.”

Al proponer un modelo 'semejante' al que se aplicó durante el periodo del ‘desarrollo estabilizador’, la visión de AMLO es la de un Estado que le confiere gran importancia al logro del crecimiento económico sobre la base de aumentar la inversión pública, sin incrementar los impuestos ni la deuda.

Cree que “sin corrupción y con un gobierno austero podremos sacar a México de la crisis económica”.

Ofrece no gastar más de lo que ingrese al erario para operar la administración pública sin déficit.

Es ‘legítimo’ que su propuesta sea la búsqueda del crecimiento, pero no debe perseguirlo a toda costa ni estar por encima de la estabilidad económica.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.