Opinión

Dos proyectos: leche materna ultrapasteurizada y robot fumigador

 
1
 

 

Leche materna. (Notimex/Archivo)

Basta rascarle tantito para encontrar temas y casos peculiarmente interesantes en el ecosistema emprendedor mexicano. Ojalá la autoridad tenga recursos para financiar proyectos empresariales que mucho bien harían a México. Hoy le exponemos dos casos que merecen su atención sin duda porque le parecerán interesantes.

Ultrapasteurizan leche materna para venta
Investigaciones de centros hospitalarios del sector público sugieren que niños que no recibieron el beneficio de una lactancia de su madre están más sujetos a enfermedades, presentan menor desarrollo mental respecto de aquellos que sí fueron amamantados, y tienen a enfrentar cierta pérdida de audición. Hay niños sordos que pudieran explicar su sordera a partir de la ausencia de leche materna en su proceso de vida en sus primeros meses.

Derivado de estos estudios, que siguen en proceso de corroboración, se ha desarrollado un proyecto que, basado en una tecnología conseguida por mexicanos, permite que la leche materna pase por un proceso de ultrapasterurización que ofrece ventajas claras frente a la pasteurización que aniquila aquellos elementos microscópicos que representan puntos de defensa inmunológico para el bebé.

La leche sería posteriormente vendida a aquellas personas que no tienen la ventaja de ofrecer leche de su organismo a sus bebés.

La pasteurización eleva la leche materna a temperaturas de 72 grados y en diez minutos la baja a 4 grados centígrados, mientras que la ultrapasteurización la sube a a 72 grados y luego en procedimiento prácticamente inmediato la baja hasta los cuatro grados centígrados.

El segundo procedimiento conserva los elementos proinmunológicos contenidos en la leche materna pero se desprende, logra desprender de esta leche los elementos patógenos como ciertos virus como el caso de los citomegalovirus.

Por eso se han inclinado por la vía de la ultrapasteurización, porque ofrece los beneficios inmunológicos de la leche materna y le resta la posibilidad de transmitir al bebé algunos componentes patógenos representados por poderosos y “modernos” virus que han hecho daño importante a la salud de los seres humanos, incluyendo los bebés.

El Dr. José Arellano Galindo es quien de alguna manera ha propiciado que varias instituciones del sector público en el terreno de la medicina infantil, tal y como el Hospital Infantil y el Hospital de la Mujer, y egresados del IPN como es el caso de Luis Miranda, de la Upiicsa, estén vinculados con este esfuerzo que permitiría a muchas mujeres “vender” la leche que les sobre y posteriormente ultrapasteurizarla para poderla distribuir a otros niños cuyas madres no han sido favorecidas con la posibilidad de ofrecer a sus bebés leche materna.

Ya se ha hecho el ejercicio con beneficios múltiples a quienes participan en este proyecto. Ofrece ventajas a quienes venden la leche, a quienes la reciben y, sobre todo, a las nuevas generaciones.

Ofrece a las madres un ingreso promedio de dos mil pesos y permite a instituciones como Prolacta el poder revender esta leche no para hacer negocio, sino para propiciar que una mayor cantidad de niños mexicanos tengan opción de mejorar su futura salud y bienestar general, lactando.

En el Estado de México, por ejemplo, existen 17 Bancos de Leche y el propósito es ir a lograr 30 en la entidad.

Lamentablemente, en el país sólo 14.5 por ciento de la población infantil lacta.

La parte que encargada de encontrar la manera de fabricar la máquina que realice la labor de la ultrapasterurización deriva de un proyecto Pyme encabezado por un egresado del IPN como es el caso de Luis Miranda. Puede comunicarse con él al teléfono 6650-5171 o al correo luis.miranda@amgtronix.com

Inventa robot fumigador para invernaderos
Para José Caleb de la Vara Navidad la idea de ayudarle a su padre a fumigar futuras cosechas fue la experiencia clave para entender que había que buscar un plan B para hacer la tarea.

Meterse en un invernadero a más de 45 grados centígrados con la humedad que agobia era poco más que el mismísimo infierno. Estudiante de Ingeniería Mecatrónica, reconoce que el haber estudiado la carrera le hizo menos difícil abordar el reto.

En poco más de seis meses consiguió el primer prototipo que no le satisfizo pero que le fue indispensable para llegar a su segundo prototipo con mayor facilidad. Dice que lleva cuatro, está cerca el quinto prototipo y espera que el final final pueda ser el séptimo prototipo, aunque siempre hay manera de hacer mejor las cosas.

Es un robot que fumiga dentro de un invernadero y es capaz de aprender y tomar decisiones respecto a en qué momento tiene que dar vuelta a la derecha o a la izquierda para reiniciar sus tareas en otra hilera de cultivos. Dice que los asesores que tuvo en el área de metalmecánica dentro de la universidad le ayudaron mucho. Él estudio en el Tecnológico de Culiacán.

Un robot de 60 centímetros de alto que carga una suerte de mochila con el líquido para fumigación, que tiene aspersores en lo que sería el tronco de su “cuerpo” aprende cuando termina un surco y cómo debe de buscar el siguiente. De todas formas el robot cuenta con un módulo que le faculta a recibir instrucciones de manera remota.

Ya ha sido mostrado en concursos universitarios y varios agricultores de la región saben del desarrollo tecnológico e incluso han realizado sus primeros pedidos. El nombre del robot es “FAM” y cuenta con 50 solicitudes para ser comprado. El precio de “FAM” será de entre 35 y 45 mil pesos y es capaz de fumigar una hectárea por cada litro de gasolina que se alimente. Ya vendrán hermanos con dispositivos solares pero el primero funciona con gasolina. De hecho se cree que para el sexto prototipo será posible que el robot pueda realizar la fumigación de más de una hectárea con menos de medio litro de combustible.

Para comunicarse con este inventor mexicano que tuvo el apoyo de un equipo de cinco personas (Carlos Eduardo Vega, Miguel Sánchez, Samuel López, Jaime Becerra y Miguel Montenegro) al correo ingcaleb@hotmail.com

No cabe duda que hay muchos casos de éxito en México que deben ser causa de asombro y orgullo en el país. Gracias por su lectura.

Correo: direccion@universopyme.com.mx

Twitter: @ETORREBLANCAJ

También te puede interesar:
La revolución emprendedora está en el sistema educativo
Llevar el talento emprendedor a donde más se necesita
Inicia el “Verano Abarrotero”