Opinión

‘Vender tu empresa,
como vender tu familia’

  
Envíale tu pregunta a Richard Branson
1
  

  

Branson 25 de junio

Pregunta. Soy un estudiante de 19 años de edad y estoy trabajando en una idea de negocios con una cantidad de efectivo limitada a la mano. Así que lo único que puedo ofrecer a la gente con experiencia de negocios es parte de mi compañía (la cual no existe todavía).

No me gusta la idea de compartir el capital social, ya que siento que no será mi idea, mi producto o mi empresa a menos que sea el dueño totalmente.

¿Cómo se siente usted cuando vende parte de una empresa?
— Jake Gerrard, Australia

Mis amigos y yo teníamos sólo una cantidad de efectivo limitada cuando iniciamos Virgin Records, pero pudimos atraer a personas talentosas y tú también puedes hacerlo. La clave: si analizas con suficiente ahínco, te darás cuenta de que tienes mucho más que ofrecer que simplemente una participación accionaria en tu compañía.

Primero, pregúntate a ti mismo si has lanzado un negocio con el cual se puedan apasionar genuinamente tus empleados. En el corazón de cada empresa Virgin está nuestro deseo de perturbar o cambiar radicalmente una industria en una forma positiva. La gente se convence de las ideas que cambian el juego porque les acelera el corazón; esas ideas pueden apelar a los valores básicos y darte algo en lo cual creer.

Por ejemplo, en los primeros días de Virgin Records, la gente quería trabajar con nosotros porque nos enfocábamos en promover a artistas diversos que estaban creando música increíble, pero que eran ignorados por otros sellos discográficos. Nuestro enfoque atrajo a grupos que representaban a subculturas pasadas por alto; grupos como los Sex Pistols, que terminaron definiendo a toda una generación.

Si nos adelantamos al día de hoy, tenemos una situación similar con Virgin Money. Atraemos a la gente que tiene agudos instintos financieros, pero están buscando un banco que piense de manera diferente. (¿Qué otro equipo bancario habría lanzado una tarjeta de crédito “Never Mind the Bollocks” inspirada en los Sex Pistols?)

Así que, Jake, piensa en lo que hace diferente a tu idea y cómo pudiera tener un impacto positivo, luego empieza a hablar con las personas talentosas en tu nicho sobre las razones por las cuales deberían trabajar contigo. Las posibilidades son que querrán ayudar a que tu idea cristalice, y su involucramiento pudiera tomar la forma de asociaciones o colaboraciones en vez de inversiones.

Renunciar a parte de tu empresa no es la única opción si no tienes el lujo de contar con ahorros o con la familia para ayudar a financiar tu idea. Una buena forma de atraer a personas talentosas y recaudar fondos extra al mismo tiempo es usar los sitios web de financiamiento colectivo basado en recompensas, como Kickstarter e Indiegogo. Capta la pasión y ambición detrás de tu idea en un video, ponlo en Internet y luego ofrece a la gente una recompensa si te apoyan. Estas recompensas habitualmente están directamente asociadas con echar a andar tu negocio e involucran un lote de tu primer producto o una versión exclusiva de los productos que quieres crear. El video actuará como una herramienta para atraer a otros que pudieran sentirse inspirados por tu idea. En el Reino Unido, si recaudas dinero con el sitio de financiamiento colectivo basado en recompensas Crowdfunder, incluso puedes volverte elegible para igualar el financiamiento con un préstamo a través de Virgin StartUp, que también te ofrecerá un mentor.

Posteriormente, cuando tu negocio esté listo para ampliarse, probablemente tengas que vender acciones para crecer. Aunque puede sentirse más seguro mantener el control total, vender parte de tu empresa a una organización o individuo que la haga mejorar puede ser enormemente benéfico. Por ejemplo, apenas el año pasado Delta compró una participación del 49 por ciento en Virgin Atlantic a Singapore Airlines. Este fue definitivamente el paso correcto, ya que significa que Virgin Atlantic ahora puede ofrecer servicios en más de 200 aeropuertos norteamericanos, lo cual llevará nuestra marca a miles de nuevos consumidores. No podíamos haberlo hecho sin el apoyo de Delta. Recientemente estuve en Detroit para lanzar nuestra ruta más reciente, y fue grandioso ver que la asociación funciona tan bien.

Por supuesto, vender parte de una compañía en busca de crecimiento puede resultar liberador, pero vender toda una compañía que tú y tu equipo han construido desde cero es extremadamente difícil. ¡Casi se siente como si estuvieras vendiendo a tu familia!

Recuerdo que cuando vendimos Virgin Records en 1992, acabábamos de firmar a Janet Jackson y a los Rolling Stones, pero tuvimos que vender para ofrecer a Virgin Atlantic la influencia financiera para competir con British Airways. He descrito muchas veces cómo, después de que se cerró el trato, recorrí la calle con un cheque por mil millones de dólares en mi bolsillo y las lágrimas corriendo por mi rostro. Pero tuvo que hacerse; esa venta garantizó el futuro de Virgin y no estaríamos volando hoy si no fuera por esa decisión.

Al final, la diferencia entre tomar una buena decisión y una mala sobre la venta de una parte de tu empresa gira en torno a la paciencia. Espera al socio correcto para el acuerdo correcto en el momento correcto.

RECAUDANDO DINERO DE INTERNET
Cuando necesites dinero para lanzar una startup, considera el financiamiento colectivo basado en recompensas. Empezar es relativamente sencillo:

ESTUDIA LOS SITIOS WEB de financiamiento colectivo basados en recompensas como Kickstarter e Indiegogo, y decide cuál funcionaría mejor para ti.
CREA UN VIDEO para atraer inversionistas. Asegúrate de capturar la pasión y ambición detrás de tu idea en el video. Ten en mente que también puede funcionar como una herramienta para atraer a otros que pudieran sentirse inspirados y quieran unirse a tu compañía.
PROPÓN UNA RECOMPENSA para quienes te apoyen. Estas recompensas habitualmente involucran un lote de tu primer producto o una versión exclusiva de éstos.

Vender parte de tu empresa a una organización (...) que la haga mejorar puede ser enormemente benéfico

También te puede interesar:
​10 preguntas para saber si tienes lo necesario para ser un emprendedor
Mercadotecnia, una receta del abuelo
Una vida de ideas