Opinión

Vallejo se fue, pero mal, muy mal

Finalmente se fue Fausto Vallejo, pero hizo mucho daño a Michoacán. Buscó tanto tiempo ser gobernador, que cuando lo logró no supo qué hacer. Ayer, finalmente, entregó su solicitud de licencia definitiva al Congreso estatal y después envió un mensaje por televisión a los michoacanos.

Debo confesar que esperé con mucho interés ese mensaje. Quería escuchar de la voz del propio Fausto Vallejo muchas explicaciones claras, sinceras y, ¿por qué no?, hasta autocríticas de lo que aqueja a su estado. Ahora que finalmente ‘aventó la toalla’, y el cargo, me parecía buena ocasión.

Pero el mensaje final de Fausto Vallejo como gobernador lo pintó de cuerpo entero, fue reflejo fiel de su gestión gris, opaca, ineficaz, decepcionante para muchos que lo apoyaron para llevarlo de la presidencia municipal de Morelia a la gubernatura de Michoacán.

Fue un mensaje breve, como su gobierno, poco claro, lleno de justificaciones en lugar de razones. Barbero con el presidente Peña Nieto y crítico con el gobierno que lo antecedió. Lamentable. Nunca explicó con claridad los problemas de salud que lo aquejan. Algunos dirán que es un asunto de su vida privada, pero cuando esos problemas afectan la actuación de un hombre público, dejan de ser privados. Más, tratándose de un gobernante.

Por ejemplo, Vallejo nunca mencionó siquiera las acusaciones contra su hijo Rodrigo por sus presuntas actividades en el narcotráfico. Muchos en Michoacán lo saben desde hace años. Las evidencias de encuentros de Rodrigo Vallejo con Servando Gómez, alias La Tuta están en las redes sociales, no se sorprenda si en unos días se difunde un video que muestre al hijo menor de Vallejo con el máximo líder de Los Caballeros Templarios.

Antes de abandonar la gubernatura, tal vez para ‘curarse en salud’, Vallejo declaró que uno de sus hijos había sido retenido por un grupo de hombres armados para llevarlo, por la fuerza, a reunirse con La Tuta.

Quedan varias preguntas en el aire para Fausto Vallejo. ¿Cuánto sabía de las actividades ilegales de Jesús Reyna García, su hombre de confianza? ¿Le permitió cerrar acuerdos con Los Caballeros Templarios durante su campaña por la gubernatura de Michoacán? ¿Qué beneficios obtuvo de los nexos entre Reyna García y el narco? ¿Qué sabe de las supuestas actividades en el narcotráfico de su hijo Rodrigo? ¿Fue informado de las supuestas evidencias que existen sobre los nexos de su hijo con el narco? ¿Alguna vez investigó su veracidad? Si no lo hizo, ¿por qué? Si lo hizo, ¿qué concluyó? ¿Negoció inmunidad para él, su familia, amigos o colaboradores a cambio de su renuncia? Ojalá algún día lo sepamos.

Hasta el lunes.