Opinión

Utiliza el 'coaching' financiero

 
1
 

 

coaching. (befinance.es)

El concepto de coaching se ha popularizado tanto que es frecuente la confusión con otros enfoques como la asesoría o la terapia, cuando no es ni una ni otra.

Cada una aporta desde diferentes ópticas un apoyo a quien tiene la tarea de resolver un problema o tomar una decisión.

Con regularidad aparecen anuncios de 'coaching financiero' y se trata realmente de una consultoría porque parte de un experto en algún tipo de mercado, quien dará su opinión de lo que el cliente 'debe hacer'.

El coaching es una técnica que a través de cuestionamientos claves el coach ayuda al coachee a lograr sus metas, con base en una estrategia decidida por este último.

Probablemente está inconforme con su situación actual o simplemente por un tema de superación.

El coaching financiero es válido porque trabaja sobre la relación que tiene una persona con sus recursos económicos.

Es en ese entorno donde se quiere alcanzar una meta o en caso de que se desee cambiar algo, como excesos de gasto o deuda; tal vez la constancia del ahorro o incluso tener una conversación pendiente con la familia para abordar una complicación vinculada al dinero.

Te auxilia a decidir cuando no sabes cuál es el mejor camino. Ojalá y las alternativas siempre fueran claras; al contrario, la mayoría de las veces tienes beneficios y costos confusos que hacen difícil la elección.

En ocasiones es necesario revisar creencias limitantes que impiden obtener tus objetivos, pues por mucho conocimiento que se tenga de los mercados, de nada sirve si carecemos del drive de la acción.

Podrías partir de preguntas tan generales como cuál es tu relación con el dinero o cuáles son los factores que intervienen en un determinado problema financiero.

Un coach empodera a su coachee con herramientas que le permiten tomar decisiones en las cuales estaba 'atorado'.

La consultoría también es valiosa, pero en el ámbito de resolver dudas particulares en las que un experto dará su opinión.

En ese caso, el cliente ya tiene una buena idea de lo que quiere y busca precisión.

Por ejemplo, si alguien desea invertir en un bien raíz y pide asesoría a un corredor para elegir una propiedad adecuada.

Aplicando la técnica de coaching se puede usar una medición sobre áreas estratégicas en finanzas personales para iniciar esa concientización de la realidad.

En la próxima entrega abordaré temas específicos para el cambio y herramientas de coaching.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Confianza en el sistema de pensiones?
Afore, ¿la revolución que viene?
¿Estás preparado para tu vejez?

>