Opinión

Urge reformar la
política social

   
1
 

     

Mitigar desigualdad: ¿habrá tiempo?

El problema de fondo en México es la desigualdad. Un funcionario de alto nivel gana en un mes lo que una familia pagaría por un crédito de interés social en 20 años. ¡Ese es el tamaño de la desigualdad!

Obviamente la reducción de los salarios no soluciona el problema, pero sí da la lectura de que todos nos estamos apretando el cinturón, porque nuestro país genera riqueza, pero no hemos sabido distribuirla.

Y el mejor ejemplo. Hay cuatro personas en el país: Carlos Slim, Ricardo Salinas Pliego, Alberto Baillères y Miguel Valladares, que van a recibir en un año lo mismo que 32 estados de la República por cuatro años.

Esta visión crítica de México, en la que se toca uno de los principales problemas del país, no es de un político de oposición, es de Ivonne Ortega, precandidata presidencial del PRI, quien asegura tener confianza en que si gana la voluntad ciudadana su partido la va a respetar, pero de cualquier forma deja la puerta abierta a una candidatura independiente en caso de ser estrictamente necesario.

Ortega Pacheco, quien fue gobernadora de Yucatán, pone el dedo en otra llaga al señalar que es necesario cambiar la política económica, que de ninguna manera se trata de la reforma hacendaria o fiscal que conocemos, sino de un cambio real en la economía, que se decidió en 1982, y lo social que data de 1989.

Hace una fuerte crítica a la política social en la que se han gastado casi cuatro billones de pesos en los últimos 29 años. En esa época había 53 millones de pobres y hoy hay 55.3 millones de pobres, es decir, dos millones 300 mil más.

Asegura que “no sólo no hemos logrado sacar a una familia de la pobreza, sino que hemos heredado pobreza”, y subraya que uno de los principales problemas es que las familias buscan que el gobierno les dé y dejan de esforzarse. Con recursos propios y un discurso crítico, Ivonne Ortega recorre el país para contender en 2018 por la presidencia de la República.

¿SÁNCHEZ POR BARBOSA?
Nadie desconoce que el vicepresidente del Senado y perredista, Luis Sánchez, quiere la coordinación de la bancada amarilla. Por eso no extrañó que hablara de “oportunismo político”, al referirse a la decisión de su pastor formal, Miguel Barbosa, de apoyar a López Obrador.

“Algunos compañeros están viendo que en el PRD no tendrían ya posibilidades de ocupar un cargo. Ven en Morena esta oportunidad, de que le den un cargo. Así de sencillo”, dijo. Y esa desbanda representa una oportunidad para él, pues, dicen, podría ganar una votación interna para sustituir a Barbosa.

Mientras tanto, como el emperador romano Julio César, Barbosa habló de sí mismo en tercera persona: “Miguel Barbosa será coordinador en tanto los senadores que forman el grupo parlamentario lo apoyen”. Ahí nomás.

HAY ESTADOS QUE NO HACEN NADA EN SEGURIDAD

En la reunión que sostendrá hoy el secretario de Gobernación con los integrantes de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, les pedirá que agilicen la Ley de Seguridad Interior y les anunciará que los gobernadores firmarán un convenio con la Secretaría de Gobernación mediante el cual se condicionará el apoyo de las fuerzas federales a su compromiso con la profesionalización de las policías locales.

Osorio Chong considera que hay estados que no están haciendo nada en materia de seguridad, por lo que se trata de lograr un compromiso de los estados y los municipios para lograr mejorar sus indicadores, y que puedan dar seguridad a los ciudadanos, porque 'no alcanza' para todos el apoyo de las fuerzas federales.

La Policía Federal y la Gendarmería estarán en Veracruz, Tamaulipas, Nuevo León y Baja California.

Twitter: @ginamorettc

Correo: georgina.morett@gmail.com

También te puede interesar:
La bancada de Morena
Limón a la herida
Punto para México