Opinión

Urge un cambio de estrategia en Chrysler México

Algo muy negativo estuvo ocurriendo en Chrysler de México y urge un cambio de estrategia. Su director Bruno Cattori es un individuo bien preparado, con buena experiencia en el sector y con poco tiempo en esta empresa, lo que le da un bono de tiempo. No obstante, las cosas no funcionaron en 2014, y urge que Cattori modifique alguna palanca interna porque si todo sigue como está, el barco se le podría ir a pique en poco tiempo. Veamos.

Chrysler de México reportó una de la caídas más estrepitosas en ventas anuales de que se tenga memoria, al pasar de 78 mil 900 unidades en 2013 a 69 mil en 2014, es decir 12.6 por ciento menos, mientras toda la industria celebraba un crecimiento en ventas domésticas cercano a 7.0 por ciento.

A mucha gente se le fue de largo que Chrysler ya ni siquiera se llama así. Le cambiaron el nombre hace poquito y ahora toda la corporación se llama FCA, que son las siglas que resumen las palabras Fiat Chrysler Automobile. Pero el cambio de nombre tendrá que explicarse en todo el mundo, y quizá sea un buen pretexto para que Cattori inicie una renovación que incluya algo más profundo.

No tendrá mucho tiempo esta empresa en México para dar resultados, sobre todo porque en Estados Unidos le fue muy bien: tan sólo en diciembre batió sus récords de una década, y logró que la venta en ese país superara la barrera de los dos millones de vehículos, a lo que no llegaba desde 2006.

Chrysler de México es quizá quien más está sufriendo el embate de las empresas que tienen pocos años aquí, como Mazda, que en 2014 creció a un ritmo de 23 por ciento y que se está convirtiendo velozmente en la victimaria de aquélla con productos sumamente atractivos como su Mazda 6 o su CX-9. En cambio, el posicionamiento de varios de los autos Dodge —maca hermana de Chrysler— ya quedó empañado por la numerosa cantidad de vehículos Charger y Challenger que ruedan escoltas, policías y guardaespaldas; y hay que decir que no es el posicionamiento más aspiracional que digamos.

Ahora que se celebra el Auto Show en Detroit, será interesante mirar cómo concluye esta semana clave para relanzar alguna estrategia de Chrysler para México. Allá se espera que su marca Jeep dé alguna buena noticia, con el lanzamiento de su “Jeep Renegade”, un todoterreno pequeñín. Jeep tiene una buena franquicia en el país, que debe aprovechar.

Cattori dijo hace poco que diciembre de 2014 fue un gran mes para Chrysler. Es cierto que el último mes del año fue mejor, pero aún no hay tendencia porque todo el año fue catastrófico. Ojalá lo que se presente en Detroit estos días, junto con una gestión más adecuada, afinen los datos que quiere mostrar Cattori este 2015. Ojalá.

Twitter: @SOYCarlosMota