Opinión

Unión española… en México

 
1
 

 

De Jefes.

No se ven mucho, pero avanzan rápido. Dos españolas como la aseguradora Mapfre y el banco Sabadell, por acá cierran un negocio con Pemex, por allá financia la otra una parte del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Ahora ambas compañías trabajarán juntas.

Lo llamaron alianza. El caso es que Sabadell podrá ofrecer a sus clientes justamente los servicios de seguros que ofrece su contraparte en el trato.

De acuerdo con Jesús Martínez, quien despacha como jefe de Mapfre en México y la parte norte de Latinoamérica, juntas estas compañías se enfocarán en seguros empresariales para cobertura de daños patrimoniales, de responsabilidad civil y personales.

A Mapfre le urge mejorar su balance de divisas, pues negoció con Pemex un seguro importante en 2015 que si bien significó negocio, la historia cambió al tiempo que el peso cayó 25 por ciento en valor frente al euro en el periodo. Obviamente no reciben hoy los ingresos que esperaban del trato.

La pinza en esta oferta de servicios que ofrecerá la aseguradora la cierra por supuesto Francesc Noguera, director de Sabadell en México. Él ganará obviamente al aumentar sus servicios, pero también con ampliar considerablemente su lista de contactos de clientes. Ya le llamarán.

VIENEN MÁS INVERSIONES
Es curioso, pero suena a contracorriente. El caso es que el mercado espera que esa cocinera de espagueti de acero que es la constructora de gasoductos IEnova atraiga más inversiones.

La empresa que encabeza Carlos Ruiz Sacristán resultó un bombón para inversionistas. En Citibanamex esperan que esta compañía de raíces californianas obtenga otros tres mil millones de dólares en contratos durante los próximos cuatro años.

Es curiosa la apuesta cuando aún estamos en ascuas por aquello con lo que saldrá el nuevo ocupante de la Casa Blanca a partir del 20 de enero.

La compañía tiene además una baraja bajo la manga: la posibilidad de vender algunos de sus activos a través de una Fibra E, que son esos 'combos' de activos cuya propiedad las empresas pueden compartir con el mercado, repartiendo utilidades.

La empresa también podría hacer adquisiciones como comprar algunos ductos a Transcanada.

Recuerde que desde un inicio le dijimos que la inversión proveniente de la reforma energética no llegaría de un día para otro. Parece que ya casi llegamos a ese 'otro día', con un mercado energético que empieza a parecerse uno de verdad.

¿Otra muestra? Ayer fue confirmado que Pemex va con Chevron Texaco para competir por una zona de exploración y producción de crudo en las aguas profundas del Golfo, y el lunes la petrolera nacional decidirá quiénes serán sus socios en un territorio que ya le fue asignado en la llamada licitación Trión.

¿DÓLAR EMPUJA AL FUTBOL NACIONAL?
Veámosle lo positivo primero al tema. Los nuevos jugadores nacionales de futbol tienen un aliado más grande que la FIFA para hacerse de un puesto en equipos mexicanos.

La cosa es simple: los jugadores extranjeros valen más y a como va el dólar, cada vez mucho más.

A los titulares de los equipos de futbol suelen pagarles en moneda extranjera porque son parte de un mercado internacional, a diferencia de la cantera que apenas pide unos minutos para probarse en la cancha y cobrar en pesos. La lógica económica les favorece.

Nos dicen que mientras el dólar ronde los 20 pesos será difícil ver grandes contrataciones de extranjeros, particularmente en equipos como Pumas, Chiapas, Veracruz, Puebla y Cruz Azul. Si tiene un hijo que le pegue bien a la pelota, piense que ahora hay oportunidades para él.

También te puede interesar:
Crédito al nuevo presidente
Rutas con turbulencia
¿A quiénes les duele más el dólar?