Opinión

Una vida de ideas

  
1
  

  

Branson
Envíale tu pregunta a Richard Branson

Pregunta. Tengo experiencia en servicio de comidas; en este momento soy mesero en la cafetería de mi padre. Cuando trato de imaginar ideas para un nuevo negocio, me siento confundido sobre hacia dónde mirar. ¿Debería enfocarme en mi experiencia de vida? ¿O debería estar buscando en otra parte, como navegar en Internet? ¿O imaginar ideas de negocios es algo natural?
— Ferat Arikan

Respuesta. Si yo estuviera diseñando el ambiente ideal para que un emprendedor en ciernes generara ideas grandiosas, crearía un lugar donde pudiera entrar en contacto con todo tipo de personas de varios ámbitos de vida todos los días. Le permitiría algún tiempo para soñar despierto y reflexionar sobre el futuro. Las personas a quienes él les importa estarían cerca, para que pudiera comentar sus ideas con ellas.

En realidad, ¡atender mesas en una cafetería de propiedad familiar suena al ambiente perfecto para que se te ocurra tu nueva empresa!

Eso es porque las ideas para los mejores negocios tienden a surgir de la experiencia personal. Hay muchas ideas grandiosas que han surgido por otros medios; podrías beneficiarte de leer sobre ellas cuando navegues en línea. Una vez que estés listo para crear tu negocio, también puedes usar foros en línea como un recurso para desarrollar y afinar tus planes. Pero cuando estés generando ideas para un negocio, la experiencia de primera mano es esencial.

He aquí cinco razones de por qué:

1. TU CONEXIÓN PERSONAL ES IGUAL A COMPROMISO

Cuando decides crear una empresa debido a tus propias experiencias personales en la industria, eso probablemente significa que la idea nació de tu frustración con un producto o servicio de bajo desempeño. Una conexión estrecha con el problema te mantendrá enfocado en encontrar una solución.

La pasión es vital para un emprendedor porque mantiene a un fundador motivado durante los periodos difíciles, que son inevitables. Si inicias un negocio basado en una idea que se te ocurrió navegando en Internet, es menos probable que permanezcas comprometido con ella, ya que habrá poca sensación de pasión o de una misión más profunda detrás de tu decisión.

2. CREAR UN NEGOCIO ES COMO SUBIRSE A UNA MONTAÑA RUSA

Después de lanzar tu empresa, habrá momentos fantásticos en que estés arriba y te sientas intocable, y otros en que te hundas en el caos y todo lo que puedas hacer sea tratar de aguantar.

Familiarizarte con el sector en el que estás entrando puede significar menos caos y más diversión. Cualquiera puede proponer una idea; la parte complicada (y extremadamente difícil) es mantener la calma mientras conviertes esas ideas en realidad; especialmente solucionar los problemas conforme surjan. La experiencia en la industria desde la perspectiva del cliente te dará una ventaja.

3. TENDRÁS UNA VENTAJA COMPETITIVA

Cuando iniciamos Virgin Hotels, yo sabía que había un mercado para los hoteles de alta calidad que combinaran un servicio grandioso con un verdadero carácter y toques únicos. Esto es porque me he hospedado en cientos de hoteles diferentes a lo largo de los años y aprendí exactamente qué me gustó y que no me gustó.

Existen muchos hoteles decentes, pero nos concentramos en los pequeños detalles que marcan una diferencia, desde ofrecer una aplicación que controla la temperatura de la habitación, hasta poner un botón “Sí” en cada teléfono, para que los huéspedes que lo presionen sean conectados de inmediato con un miembro del personal de Virgin que les ayude con cualquier cosa que necesiten. Así es como encontramos nuestra ventaja competitiva. Ofrecimos un nivel de servicio que nuestros rivales no ofrecían porque sabíamos lo que nuestros clientes estaban buscando.

4. CONOCES A TU BASE DE CLIENTES
Uno de los beneficios más obvios de iniciar un negocio basado en tus experiencias personales es que sabes que hay un mercado para lo que quieres vender. Y como puedes relacionarte con tus clientes, estarás en posición de tomar mejores decisiones que satisfagan sus necesidades y deseos específicos.

No temas concentrarte en atender muy bien a un pequeño grupo de personas. De hecho, tienes un grupo representativo ya formado en la cafetería de tu padre. Trata de crear una base local comprometida y leal para tu producto o servicio, y ve lo que funciona. Mantén en mente el ejemplo de Amazon: cuando esa compañía fue lanzada, empezó en pequeño, enfocándose en vender libros en línea, ¡pero mírala ahora!

5. SEGUIRÁS REFINANDO TUS IDEAS

Las oportunidades de negocios son como los autobuses: si pierdes una, siempre hay otra. Piensa en tus antecedentes en el servicio de comidas. ¿Cómo pudiera mejorarse la cafetería de tu padre? ¿Qué falta que pudiera atraer a más clientes? ¿Qué desearías que hubiera disponible en la cafetería, pero que no se ofrece aún?

Tu gran idea pudiera estar bajo tu nariz. Cuando se presente, tómala con las dos manos.

Cuando estés generando ideas para un negocio, la experiencia de primera mano es esencial

LA FÁBRICA DE IDEAS

Si estás considerando lanzar un negocio, considera si tu idea tiene estos tres atributos:

Propósito: Las mejores ideas de negocios se basan en solucionar problemas de los productos existentes o atender a mercados que han sido ignorados.

Pasión: Debes tener algún tipo de conexión personal con tu idea, de otro modo tendrás problemas para apuntalar tu negocio cuando las cosas se pongan difíciles.

Ventaja: Piensa en tu competencia, y asegúrate de que tu idea tenga el potencial de no solo mejorar la vida de las personas, sino de ofrecer beneficios que tus competidores no hayan considerado.

También te puede interesar:
La ambición te puede llevar mucho más lejos que la experiencia
¿Cómo encontrar las mejores ideas?
Los emprendedores nacen, no se hacen