Opinión

Una startup vs.
la ordeña en Pemex

1
 

 

nuve

Pemex recién anunció que para evitar la ordeña de sus ductos, ya no transportará gasolina ni diesel a través de ellos. Ahora utilizarán pipas para trasladar los combustibles de terminales de abastecimiento hasta su venta final. La idea suena bien. Pero ahora el blanco de los criminales bien podría trasladarse a las pipas. El incentivo no es menor: el robo del combustible en México es un mercado de unos mil 100 millones de dólares al año, según Pemex.

Además, el acecho de bandas criminales a los transportistas (camiones, trenes) no es nuevo en México.

Antonio Arocha detectó que podría ofrecer una solución a los empresarios azotados por estas bandas y creó Nuve, una startup mexico-americana basada en Austin.

La empresa provee de una plataforma que mediante el ‘Internet de las Cosas’ conjunta sensores, localización geográfica en tiempo real y candados para asegurar, por ejemplo, que solamente se pueda cargar o descargar combustible en ciertas zonas geográficas, sin que el chofer o cualquier individuo tenga control sobre la carga.

Con Nuve se puede apagar la unidad de forma remota si se detecta un cambio de ruta. Una de las funcionalidades estrella para mí es que Nuve genera data sobre qué rutas se vuelven las más peligrosas o poco confiables para las cargas que se transportan.

Actualmente Nuve tiene instalados unos 10 mil sensores y trabaja con el sector transportista mexicano principalmente, y pronto se expandirá a algunos países de América Latina, como Colombia.

Para los contratistas de Pemex que transportarán combustible vía pipas ante el nuevo esquema de Pemex, Nuve es un match perfecto.

Twitter: @leyva

También te puede interesar:
​El 'NY Times' quiere hablar español
​Hacia dónde va la neutralidad de la red
Facebook no dominará a YouTube