Opinión

Una gran actitud es grandiosa para los negocios

 
Envíale tu pregunta a Richard Branson
1
 

 

Branson.

Pregunta: Hace décadas, antes de que se convirtiera en el Richard Branson destacado que es ahora, ¿la gente confundía su cordialidad y cortesía con tontería o estupidez? Soy fotógrafa y esto me sucede todo el tiempo en los negocios. ¿Cómo mido lo que es una cantidad apropiada de cordialidad para que satisfaga las necesidades de clientes y colegas, pero no me exceda?

—Mona Makela, Seattle.

No cambies tu personalidad amigable. Recuerda que ser positivo es contagioso

Respuesta: Mona, no existe algo como una “cantidad apropiada” de cordialidad. Ahora más que nunca, el mundo necesita líderes de negocios amables, generosos y considerados.

Ser amable y cortés no es una debilidad, no debería ser percibido como estupidez y, ciertamente, no es un rasgo del que otros debieran aprovecharse. La cordialidad es un enorme elemento positivo y te llevará a más lugares en la vida y en los negocios que ser beligerante e insensible.

He escrito antes que cuando me inicié en los negocios a menudo se reían de mi enfoque. A los 16 años de edad, sabía muy poco sobre los pormenores de convertir un producto o servicio en un éxito. No tenía idea de cómo hacer las cosas de la manera correcta, así que hice las cosas a mi modo. Eventualmente, empecé a hacer preguntas que a menudo eran percibidas como tontas por empresarios más experimentados. Como resultado, me menospreciaban y se burlaban de mi edad, mi optimismo y mis ideas.

Recuerdo una vez en que estaba en una reunión con algunos inversionistas explicando mi visión para mi primera empresa, la revista Student. Nos veía ampliándonos a vacaciones, hoteles, transporte, todo tipo de servicios que atendieran mejor a los estudiantes. No veía a Student como un fin en sí mismo, un sustantivo; lo veía como toda una gama de servicios, un adjetivo. Los inversionistas se rieron de mí, pensando que era ingenuo. Pero siempre fue mi gran visión sacudir a otras industrias con el mismo enfoque que usamos para hacer de la revista Student un éxito, es decir, manteniendo una actitud divertida, de preocupación por el cliente y dirigida a producir un cambio.

De manera adicional, mi cordialidad aunada a mi dislexia a menudo ha hecho que la gente me perciba de cierto modo, pero como dice el viejo refrán: "nunca juzgues a un libro por su portada". Mi afabilidad e inclinación por la sencillez me ha ayudado a pasar de dirigir una revista juvenil nacional a dirigir un sello discográfico, tres aerolíneas e, incluso, una empresa de viajes espaciales.

Recuerda: el pesimismo e intelectualizar demasiado las cosas puede bloquearte de ver el panorama completo e innovar.

Si tu cordialidad está dificultando demasiado tu trabajo o te hace dedicar demasiada energía a un proyecto, entonces necesitas aprender a discutir las expectativas desde el inicio y establecer fechas límite.

Todos los emprendedores necesitan sentirse cómodos al hacer estas cosas; determinarán si puedes manejar bien o no tu tiempo y recursos, lo cual afectará directamente el éxito de tu negocio.

Imagino que, como fotógrafa, tu trabajo a menudo conlleva mucha vinculación emocional para los clientes que te contratan. Como persona creativa, puedo imaginarte quizá tratando también tu negocio de manera emocional.

Pero trabajar en una industria creativa no significa que no puedas discutir los asuntos de negocios en una forma “empresarial”. Así que elabora una estrategia que te ayude a gestionar mejor las expectativas de tus clientes y también te ayude a cumplir tus fechas límite dentro del presupuesto, pero no permitas que esto diluya tu actitud amistosa o te impida ser compasiva.

Y no permitas que nadie te haga cambiar de cómo eres. Deja que brille tu personalidad. Los líderes de negocios más grandiosos del mundo generalmente tienen grandes personalidades y maravillosas habilidades de comunicación, rasgos a los cuales ayuda la cordialidad y la compasión.

Tras pasar cinco décadas en los negocios, trabajando en industrias tan diferentes y conociendo a tantas personas de todo tipo de orígenes, he aprendido que es importante tratar a las otras personas como me gustaría ser tratado. Esta es mi regla de oro en los negocios y en la vida y algo que aliento a que adopten todos los que me rodean.

Si volverse exitoso significa ser frío, yo nunca hubiera logrado nada. Se gana mucho más trabajando con alguien con una actitud abierta, una comunicación amigable, una sonrisa y el deseo de querer ofrecer algo extraordinario, que operando con restricción y demasiados límites. Ser positivo es contagioso y estimula ideas, colaboraciones y proyectos maravillosos que hacen avanzar al mundo.

Así que sigue sonriendo, sigue riendo y sigue siendo amigable, Mona. Nunca cambies para adaptarte a otros. Recuerda: si seguimos juzgándonos por nuestra capacidad para encajar, nunca destacaremos.

AMIGABLE, PERO FIRME​
Los negocios no siempre tienen que ser 'como negocios'. Si eres un emprendedor que quiere conservar el aspecto creativo de su empresa un poco separado del comercial, ten estos dos consejos en mente:

• Elabora una estrategia que gestione las expectativas y presupuesto de tus clientes, y aborda estos aspectos al inicio de tu relación de negocios con ellos.

• No cambies tu personalidad amigable. Recuerda que ser positivo es contagioso, y que una actitud abierta y un estilo de comunicación cordial puede llevar al éxito.

Twitter: @richardbranson

También te puede interesar:
Todos merecemos una segunda oportunidad
Emprendedores establecidos, ayuden a la próxima generación
El origen de las ideas