Opinión

Una franquicia consigue innovar del frío


 
 
 
 
Época de frío parece invitar a tomar chocolate y churros y olvidarse de paletas o helados, pero la realidad parece contradecir esta lógica.
 
 
Y en ésas anda la familia que encabeza el Ingeniero Ramón Morán, cabeza de una empresa que por el momento procede a obtener el registro como franquicia para comenzarla a ofrecer en el 2014. Tiene su sede en Morelos, desde donde trabaja a partir de los inicios de la década de los años noventa.
 
Esta empresa tiene hoy 45 sabores distintos de helados, 18 de paletas a base de leche y 12 distintos para el caso de las paletas de agua.
 
Muchos de los sabores son o pueden considerarse exóticos, como puede ser el caso de los helados de jícama, de pistache traído de Irán, paletas con certificación Kosher, aptas para diabéticos, de cuatro chocolates, de frutos secos navideños, de piñón rosa, pepinos, “pico de gallo”, entre otras.
 
Parecería que un negocio así no tiene mucho por dónde innovar, pero la pyme está instalada en aceptar retos como la de producir sabores especiales vinculados con eventos de excepción como puede ser una boda, un bautizo o fiestas de graduación.
 
Helados y Postres Cuernavaca acepta el reto de crear en menos de un mes un sabor especial elaborado específicamente para un cliente en un evento significativo y que no pueda probarse nunca más. Así consiguieron una caprichosa combinación de nieve de Champagne y otras más que involucran al tradicionalmente mexicano Tequila reposado.
 
La historia data de los padres del Ingeniero Morán, quienes tenían la marca HELADOS VIRGINIA también en el estado de Morelos.
 
La clave de esta empresa productora de productos fríos consiste en no escatimar en la calidad de los ingredientes a utilizar para la elaboración de sus productos.
 
Por principio de cuentas se tiene el caso de la leche derivada de un hato ganadero propio que se cuida de manera especial en sus ingredientes alimenticios para que el animal sea capaz de producir leche de excepción.
 
Posteriormente un celoso proceso de cuidado de la elaboración así como de la importación de productos de primera calidad cuando estos no puedan ser adquiridos en México como puede ser el caso, por citar un ejemplo, del pistache que se trae directamente de Irán por ser el pistache con mejor sabor y mayores propiedades alimenticias, según dictan los estudios que para el efecto sirvieron como base para determinar con qué ingredientes se elaboraría tanto el helado como la nieve y las paletas del pistache.
 
Cita el Ingeniero que pudo constatar la calidad de sus productos en un viaje de placer en donde se le dio a probar lo mejor de lo mejor de los “Helados de la Reina” (Isabel) y conocer que la calidad de los mejores helados de Inglaterra no eran muy diferentes a los que ellos ya obtiene en Cuernavaca, donde tienen su centro de operaciones.
 
Tal ha sido el éxito de la empresa que tomaron la decisión impulsada por clientes interesados de iniciar en 2013 el proceso para conseguir ser reconocidos como franquicia gracias al trabajo que a la fecha siguen desarrollando con el despacho de Alcazar y Asociados.
 
Para 2014 pondrán a la venta sus modalidades de franquicia desde la más pequeña, una isla para ser ubicada en un centro comercial de 20 metros cuadrados que será la que se identifique como Modelo Junior.
 
Para el caso del Modelo Senior ya tendrá entre 35 y 40 metros cuadrados y la Master con un local fijo de hasta 100 metros cuadrados.
 
Paralelamente están diseñando un modelo de tienda móvil que puede ser trasladada a fiestas o eventos o poblaciones donde no se justifica la presencia permanente. Será habilitada en una especie de camper gracias a una adaptación a casi cualquier tipo de vehículo.
 
La franquicia más económica podrá ser adquirida por aproximadamente medio millón de pesos que incluya ya todos los materiales y la instalación de la isla así como determinada cantidad de producto. La idea es que quien compre esta franquicia no tenga otra inquietud que prepararse para operarla luego de un proceso de calificación y capacitación que le permita explicar al público por qué los productos que compran pueden ser considerados de excepción en México.
 
Se identifican como una empresa con productos artesanales gourmet y una de las pruebas más acabadas es el helado de frutos secos de navidad que solo se produce entre el 15 de noviembre y el 10 de enero de cada año.
 
Este helado tiene nada menos que 18 ingredientes distintos desde la uva, ciruela pasa, orejones de chabacano, orejones de manzana, cacahuate importado, piñón también de importación y otros más.
 
El helado tiene el distintivo de ofrecer al buen paladar una combinación caprichosa de sabores en los que se pueden distinguir con bastante claridad la cantidad y diversidad de elementos que integran el producto que por estas fechas se vende como pan caliente.
 
Gracias a su cercanía geográfica con Guerrero, líder en la producción de mangos, esta empresa produce nieves y paletas de mango petacón, crema de mango y de mango manila. Son de la misma fruta tres variedades distintas.
 
Para contactar a esta empresa cuyos sabores ya son exigidos en otras naciones del mundo comuníquese al teléfono 01 777 320-2352, visite su página www.heladoscuernavaca.com o bien al correo contacto@heladoscuernavaca.com
 
 
direccion@universopyme.com.mx